Potosinoticias.com
Opinión

Mesa Revuelta/Gabino en el abismo

Javier Padrón

Gabino Morales tenía todo para hacer una carrera política exitosa, pero algo salió mal que todo se lo está llevando al carajo.

Pionero de Morena desde que era un embrión y no había recursos ni atisbos de ganar la Presidencia de la República tan pronto, utilizó sus cargos partidarios para formar una cofradía y agredir de diversas formas a quien no se sometía a sus designios, a mujeres u hombres que se atravesaban por su camino les dio un trato muy deplorable y ahora está pagando las consecuencias.

Con dos denuncias formales por acoso sexual y laboral, una “amonestación pública” y una suspensión de seis meses de sus derechos de militantes, el presidente AMLO evitó hablar del tema a su arribo a la capital potosina rumbo al desértico municipio de Cedral.

La presentación de dos denuncias penales y la sanción partidista poco antes de la primera gira presidencial de AMLO por territorio potosino, han desatado las especulaciones sobre el origen de las mismas y su intencionalidad política.

Lo mismo se señala al senador Primo Dothé Mata que al delegado metropolitano Leonel Serrato, al dirigente estatal Sergio Serrano, el rumor apunta a un político de un nivel más alto e influyente en el primer círculo de AMLO: el senador Ricardo Monreal, al parecer inmerso en la sucesión potosina del 2021 haciendo migas palaciegas  y Gabino es un estorbo para el proyecto que está tejiendo.

Habrá que ver hasta cuánto resiste AMLO las presiones internas y el escándalo para continuar sosteniendo a Gabino como delegado estatal, es su principal representante en la entidad potosina y ha sido colocado en una parrilla ardiente.

La oposición estará muy deseosa de ver la caída del primer delegado del gobierno federal.

No todo está dicho. Por sus presuntas malas acciones hoy ventiladas en el tribunal mediático y en las autoridades judiciales y partidistas, el aislamiento de Gabino es cada vez mayor, por algo desde hace tiempo sus relaciones con la militancia y mandos partidistas se fueron deteriorando.

Para nadie es un secreto que está distanciado del dirigente Serrano, antes funcionaban como un dúo dinámico para hacer a un lado a los militantes de su desagrado; del “joven maravilla” Edson Quintanar, aunque recién lanzó un tuit en su defensa, lo mismo hizo Leonel Serrato, cuando en honor a la verdad lo quieren ver en la picota.

Otro que no congenia con Gabino es el diputado Pedro Carrizales “El Mijis”, en cambio, Paola Arreola, brazo priista transfigurado en Morena, lo tiene como aliado.

Otra diputada aliada de Gabino, pero que no forma parte ni de broma de la cada vez más inasible y desacreditada coalición “Juntos Haremos Historia”, es la panista Sonia Mendoza.

Un indicio de que tienen un vínculo, es el hecho de que el abogado de Gabino, al menos en las instancias partidistas que ha perdido sin remedio, es el panista Guillermo Perogordo Oliva.

La bancada de Morena estaría preparando un deslinde de Gabino Morales que también alcanzará al diputado del Partido Encuentro Social, Mario Lárraga, porque ambos representan la negación rotunda del cambio que ofreció AMLO.

 

Notas Relacionadas

Mesa Revuelta/Pineda y Arcadia

PotosiNoticias

Mesa Revuelta/Gama, en primera fila

PotosiNoticias

Mesa Revuelta/¿Sonia Mendoza con Xavier Nava?

PotosiNoticias

Déjanos tu Comentario