Potosinoticias.com
Opinión PORTADA

Mesa Revuelta/La ciencia amafiada

 

 

Javier Padrón

 

El presidente AMLO sigue bateando imparable en sus conferencias mañaneras, una de las bolas rompió los vidrios del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), dejando mal parado al potosino Enrique Cabrero Mendoza, su director hasta el 30 de noviembre pasado por el inicio de la Cuarta Transformación en la que no encajó.

Sin aludirlo por su nombre en la conferencia de prensa del pasado 14 de febrero, a pregunta expresa de los medios sobre la corrupción en el Conacyt y los casos de la diseñadora de modas Edith Arrieta Meza que trabajaba como subdirectora de la Cibiogem; David Alexis Ledesma, como subdirector de Comunicación Social, sin media  carrera de comunicación, y la secretaria administrativa de Fondos Sectoriales, María Chávez, con apenas secundaria cursada, AMLO respondió:

“Se está procurando, no sólo en el Conacyt, sino en todo el gobierno que no haya ninguna anomalía. Y ya lo dije ayer no se va a tolerar corrupción, no se va a permitir influyentismo, amiguismo, nepotismo, ninguna de esas lacras de la política, lo que se venía haciendo, no se va a permitir, entonces todo lo que aquí se ponga a consideración se va a investigar y se aclara todo […]

“Es importante también ventilarlo todo, están muy molestos algunos del Conacyt, los ‘machuchones’, porque hay mafias en todo, hasta en la ciencia, mafia, aunque parezca increíble en la cultura, en la intelectualidad, cotos de poder. Entonces eran intocables y también con sueldos elevadísimos y tampoco con tanto nivel académico. Entonces, se sienten desplazados, que se transparente todo. Yo le tengo mucha confianza a la directora del Conacyt, es una mujer no solo inteligente, les decía yo ayer, Premio Nacional de Ciencias 2017; pero no solo eso, es una mujer honesta con convicciones, pero que se ventile este asunto”.

La nueva titular María Elena Álvarez, está barriendo la casa y no se arredra: el desempeño del doctor Cabrero al frente del Conacyt de los tiempos de Enrique Peña Nieto está bajo sospecha de manejos irregulares, de haberse conducido de una manera contraria a la normatividad, su gestión es ahora pasto inflamable en las redes sociales de haberse enriquecido presuntamente con recursos públicos, de haber beneficiado a cercanos y a empresas nacionales y extranjeras, hasta ahora no ha revirado a los embates presidenciales que los  ha amplificado el vocero Jesús Ramírez Cuevas al asegurar: “existe corrupción más grande que la encontrada en la investigación llamada ‘Estafa Maestra”.

El monto documentado de esa famosa como impune estafa es de 7 mil 670 millones de pesos, entonces estamos frente a un caso muy grave que debe investigarse a fondo, sin la garantía de que se proceda legalmente como parece ya una regla pejista: se ventila la corrupción pero no hay sanciones.

Cabrero tiene una larga trayectoria docente y en la función pública, egresado de la Facultad de Comercio y Administración  de la UASLP, con estudios de posgrado en el CIDE y en el extranjero, es una referencia obligada como investigador de la administración pública, autor, coautor y coordinador de varios libros sobre la materia, con nivel III en el Sistema Nacional de Investigadores.

No es la primera vez que un orgullo potosino de la academia protagoniza un escándalo de corrupción, antes que Cabrero se dio el caso —en una dimensión menor— de José Luis Morán López, fue inhabilitado por 10 años por nepotismo y malos manejos de recursos, litigó en los tribunales, ahora preside la Academia Mexicana de Ciencias, su periodo concluye hasta el 2020, a menos que AMLO diga otra cosa.

La comunidad científica nacional es sacudida por la #4T por la reducción de recursos, a nivel local —UASLP, El Colsan, IPYCYT, COPOCYT— hay molestia y desconcierto, la manga ancha ha pasado por una filosa tijera que algunos comparan con una machetazo.

Se va Waldo del PAN

El regidor capitalino Jaime Waldo Luna renunció a su militancia panista, hechura del exsenador Octavio Pedroza Gaitán, su decisión parece ser el preámbulo de un éxodo importante de panistas tras el arribo a la dirigencia estatal de Juan Francisco Aguilar Hernández que tiene un proyecto para el 2021 muy distinto al que impulsa la vieja guardia del partido que arropó a Jorge Lozano Soto en la pasada elección interna, tragó  sapos y no impugnó lo que consideró un fraude estilo PRI de los setenta.

Aguilar marcó su distancia con el alcalde Xavier Nava cuando los panistas de larga data lo quieren de candidato a la gubernatura, en el extremo opuesto están los legisladores Xavier Azuara, Sonia Mendoza y Marco Antonio Gama, se ven a sí mismos como prospectos y están dispuestos a negociar una tercera vía que no contempla al menos por ahora al nieto del doctor Nava.

 

 

 

 

 

Notas Relacionadas

Mesa Revuelta/El regreso de Navarro Robles Gil

PotosiNoticias

Minimiza AMLO caída del PIB; “hay bienestar”, señala

PotosíNoticias

AMLO recibe a la princesa Astrid de Bélgica en Palacio Nacional

PotosíNoticias

Déjanos tu Comentario