Potosinoticias.com
Opinión PORTADA

Mesa Revuelta/La casa en llamas


El último reporte de la Comisión Nacional Forestal indica que en lo que va del año en San Luis Potosí se han registrado 32 incendios, la superficie afectada es de 2,104, 01 hectáreas; actualmente hay cuatro incendios, la semana pasada eran seis.

En la Sierra de San Miguelito; en El Zapote, Rioverde y en Zaragoza y Esterito, Ciudad Valles, arden bosques, cerros, pastizales y sembradíos, en las labores de apagafuegos participan bomberos, elementos de protección civil y estatal, policías estatales, empleados de la SEDARH y CONAFOR, militares, comuneros y ejidatarios.

Pese a estos esfuerzos oficiales y civiles, algunos diputados y dirigentes partidistas descalifican a los tres niveles de gobierno, señalan que las acciones han sido torpes y han sido rebasadas, hay falta de prevención y de reacciones coordinadas y efectivas, andan al ahí se va.

La semana pasada en algunos de los municipios afectados hubo una gira de supervisión del gobernador Juan Manuel Carreras, acompañado entre muchos otros funcionarios, por el superdelegado Gabino Mendoza, la oposición consideró que solo fue un evento para la fotografía, el intento de demostrar que se está atento al problema.

Si los incendios se han prolongado más de lo habitual es porque no se están haciendo las cosas como deben ser, dicen otros; la situación está tan crítica que reapareció el controvertido exdelegado de la CONAFOR, Martín Toranzo, con sus conocimientos y experiencia en la materia; en el sexenio de su hermano Fernando se volvió muy incómodo y lo tildaron de loquito por denunciar corrupción y otras exquisiteces.

No se dice de manera directa, el problema estaría en el secretario de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, le falta una mayor presencia y acción como autoridad para controlar los incendios; debe tener otras prioridades, la aspiración sucesoria que le atribuyen sus enemigos.

Desaprovecha la oportunidad para demostrar habilidades y don de mando; sin exculpar al gobernador Carreras que este día festejó sus 57 años en la plenitud del poder, de gira por Tamazunchale para verificar los avances de reconstrucción del mercado que, ¡oh coincidencia!, se incendió el año pasado.

Oviedo contra Edson y Gabino

En el terreno político también se requieren cortafuegos,  la sucesión del 2021 está muy prendida. 

En el partido favorito para ganar las elecciones el divisionismo no para, Marcelina Oviedo, exoficial mayor del Congreso del Estado, trae la espina muy clavada, estaría por presentar un expediente ante el órgano de justicia de Morena, según ella el Proyecto Alternativo de Nación en la entidad está en riesgo, eso no es ninguna novedad.

La responsabilidad principal apunta al pacto de Gabino y el diputado Edson Quintanar, es una trama en la que salen a relucir los enjuagues con la priista Beatriz Benavente para repartirse de manera equitativa el presupuesto del Poder Legislativo y echarle tierra a la ecuación corrupta, a las facturas fantasmagóricas, sueldos y seguro de gastos médicos con GNP, un primor de acuerdo tras bambalinas.

Antecesora de Marcelina en el cargo y ahora diputada pluri, se aprecia a Benavente más aviesa para los amarres que el coordinador de la bancada tricolor, Mauricio Ramírez Konishi, la persistencia del falso sincretismo obrero-patronal del viejo PRI. El dirigente Sergio Serrano aparece como un cruzado de la honestidad cuando sus detractores lo tachan de prinavista, en el PRD y en el FAO era muy dado a las purgas estalinistas.

Marcelina, formada en la izquierda estudiantil de los 70 que tantos dolores de cabeza le causó a los gobernadores Rocha y Fonseca que hasta bombas lanzaron a la población civil, y se apostó con las señoras “fifís” en la puerta de Palacio de Gobierno para que no entraran Fausto Zapata ni Teófilo Torres, va a judicializar su destitución, viene su revancha.

Gabino quiere ser el próximo gobernador, o eso le han hecho creer en el círculo que lo tiene como rehén de su inexperiencia política, y los servidores de la nación, no todos, son utilizados para construir su candidatura, con el poder de la nómina federal y las bondades de los programas sociales.

En contraparte, se soltó la versión de que el secretario de Educación, Esteban Moctezuma, otro aspirante a suceder a Carreras por derecho de sangre, habría estado en la ciudad para dialogar con un empresario de medios de comunicación, la nueva reforma educativa ya se volvió engrudo por culpa de Elba Esther y la CNTE. [Javier Padrón]

Notas Relacionadas

#Video Legalización de matrimonio igualitario divide al Congreso

PotosiNoticias

Confía Coparmex que Senado detenga propuesta de revocación de mandato

PotosíNoticias

#Video #PatrimonioCultural La Pirekua: efectos del nuevo paradigma patrimonial

PotosiNoticias

Déjanos tu Comentario