Potosinoticias.com
Opinión PORTADA

Mesa Revuelta/Una alianza incompleta


En el recuento de los daños por la accidentada presentación de la Alianza por la Ciudad realizada este martes en el Centro de las Artes, la responsabilidad de lo ocurrido recayó en la directora de Catastro y Desarrollo Urbano, Patricia Rodríguez Álvarez.

El objetivo de impulsar el reordenamiento urbano del municipio capitalino es loable y necesario para asegurar un futuro sustentable a las nuevas generaciones, actualizar la obsoleta normatividad vigente ya no puede esperar más, es el momento preciso para poner un freno a los especuladores del suelo urbano que se sienten ofendidos cuando los medios ventilan los reclamos de comuneros y ejidatarios que se dicen engañados por unos cuantos abalorios que les ofrecen a cambio de sus tierras.

Todo iba bien en la organización del evento hasta que, por una inexplicable decisión, se excluyó a sectores como los comuneros y ambientalistas en la conformación de un consejo que tomará decisiones que afectarán a todos los habitantes de la ciudad.

Su opinión también cuenta, no solo la de especialistas, instituciones públicas y privadas; el despropósito es atribuible a la arquitecta Rodríguez, su visión parcial de la planeación del desarrollo de esta incipiente metrópoli provocó que el evento desluciera y hasta hubo algunos roces de funcionarios municipales de origen panista con los manifestantes.

Imperó la cordura de los activistas ante las provocaciones, pudo producirse un zafarrancho, este arranque con el pie izquierdo de la Alianza por San Luis y los malos presagios que ya la envolvieron, se ve difícil que la directora Rodríguez pueda resarcir el daño que causó, quizá con su renuncia.

Como muchos de sus antecesores en el cargo, está subordinada a los intereses de grupos de poder que, en el acaparamiento de tierras y su comercialización, encontraron una fuente desmedida de riqueza y la ecología no existe en su vocabulario.

Delegados, respiran hondo

Pasan los meses y la desaparición de la figura ostentosa con tufo virreinal de los delegados federales, anunciada por el Presidente AMLO como una medida justa y necesaria para fortalecer el erario y sacudir a la mohosa administración, se mantiene como la mayoría de los funcionarios que siguen en sus puestos muy quitados de la pena.

En lugar de adelgazar la nómina federal, desde el año pasado y a principios de este se dieron desconcertantes nombramientos de panistas y priistas en algunas delegaciones sin ningún problema a pesar de que no comulgan con el espíritu de la #4T.

Las contradicciones entre el decir y el hacer, son las constantes en el gobierno de AMLO, quien por acción u omisión acabó con las esperanzas de algunos militantes locales de Morena que soñaron con escalar alto.

 “Ya la hicimos, siempre nos quedamos”, es el coro que se escucha en las oficinas de los titulares sobrevivientes de las delegaciones al machetazo de la austeridad republicana.

Hace unas semanas Jorge Daniel Hernández Delgadillo dejó la delegación de la Secretaría de Gobernación, en su caso sí se le pidió la renuncia, doña Olga Sánchez Cordero quiere formar su propio equipo.

La buena noticia para el abogado Hernández, es que se colocó en la lista de aspirantes a suceder al fiscal Federico Garza, porque después del conflicto de intereses en el que se metió por el caso del homicidio en el Campestre, se le debe dar una salida decorosa.

Konishi en los cerros

El coordinador de la bancada del PRI, Mauricio Ramírez Konishi, de las caras nuevas del ex partidazo, también fue nota en el evento de la Alianza por San Luis y no dejó lugar a dudas de con quien está, al declarar que no había ningún problema si se construían fraccionamientos en los cerros, habló a nombre de los patrones, no del sector obrero que dice representar por herencia.

Además, dio un giro radical al anunciar la defensa férrea del secretario de Seguridad, Jaime Pineda, sujeto a un juicio político por incompetencia en el desempeño de su cargo, cuando el silencio inicial de la bancada tricolor fue leído como el aval palaciego para abandonar a su suerte al funcionario policiaco; confían en que no procederá el juicio político, se atascará en una de sus etapas, es lo que dicen; ya veremos si la diputada Bety Benavente también recula, se le vio muy entusiasta como detractora de Pineda.  

Luego los priistas dicen que no comprenden las razones por las que se encuentran en la lona, si le han hecho tanto bien a México. [Javier Padrón]

Notas Relacionadas

El equipo del canciller Marcelo Ebrard en la SRE

PotosiNoticias

Sí hay agresiones entre diputados, reconoce presidente de la JUCOPO

PotosiNoticias

Coparmex detrás de batalla legal para cancelar el aeropuerto de Santa Lucía

Potosinoticias .com

Déjanos tu Comentario