Potosinoticias.com
Opinión PORTADA

Mesa Revuelta/ Los indígenas como escenografía


Este viernes que el sector oficial se suma al Día Internacional de los #PueblosIndigenas del Mundo con simulación y cinismo para mostrar un compromiso que no tiene, la cuestión indígena ha sido el talón de Aquiles del gobernador Juan Manuel Carreras y el alcalde Xavier Nava.

El Plan Estatal de Desarrollo (2015-2021) de Carreras, que fue presentado con los mejores augurios con su retórica tecnócrata, se vio opacado por la impugnación en los tribunales que hizo la Clínica de Litigio Estratégico del Posgrado de la Facultad de Derecho al haber violado a la Ley de Consulta Indígena, y la justicia federal lo obligó a reponer el procedimiento de la consulta que no se realizó entre la comunidad mazahua asentada en la entidad.

En similares bretes se metió el alcalde Xavier Nava Palacios, también tecnócrata, con su Plan Municipal de Desarrollo, además de su resistencia para crear una unidad de asuntos indígenas, desestimó una recomendación de la CEDH y dos amparos, por lo que el doctor Guillermo Luévano Bustamante consideró que “ha mostrado desprecio y racismo político hacia las comunidades indígenas”.

El sexenio de Carreras inició con Margarita Viñas Orta al frente del Instituto para el Desarrollo de Pueblos Indígenas, tuvo que dejar el cargo tras exhibirse que el PED no fue el producto acabado que se presumió, en su lugar se puso a Raúl de Jesús González Vega, exalcalde Coxcatlán, y a la postre no se diferenció de su antecesora, por lo que pueblos indígenas exigieron su destitución con una marcha.

Más que celebraciones oficiales, los pueblos indígenas de San Luis Potosí, los más pobres y marginados, merecen justicia y bienestar. Desde la aparición del movimiento zapatista en 1994, Chiapas, se documentó que la población indígena potosina presentaba mayores índices de pobreza y marginación, era el periodo del horaciato; las cosas no han mejorado.

Ahora, con las cifras del CONEVAL, que no presenta indicadores de la población indígena, se presume que en la entidad,  se puede ver “por primera vez ver la evolución de la pobreza por 10 años (2008-2018) en el país y para las 32 entidades federativas […] El número de personas en situación de pobreza en el estado de San Luis Potosí pasó de 1,267,728 a 1,229,000 entre 2016-2018. El porcentaje de la población en situación de pobreza […] pasó de 45.5% a 43.4% entre 2016-2018. El número de personas en situación de pobreza extrema […] pasó de 213,810 a 207,577 entre 2016-2018”.

Las cifras son elocuentes, no se ha logrado nada sustantivo en una década; y se sigue usando a los pueblos indígenas como escenografía en eventos oficiales para presumir que se les incluye y toma en cuenta.

Suertudo Rebolledo

El panista Carlos Rebolledo, cuadro de Alejandro Zapata, tiene suerte, se ha salvado hasta ahora del recorte de personal y desaparición de las delegaciones de la PROFECO, las cuales siguen existiendo aunque los de la #4T digan que ya no.

Ninguneado por el delegado Gabino Morales, al reducirlo a simple colaborador del titular Ricardo Sheffield, Rebolledo con todo y su fe panista sigue de delegado de la PROFECO.

Por los caminos de Guanajuato

Si piensa ir a pasearse a San Miguel de Allende, lo mejor es que busque otro lugar, se va a encontrar muchos establecimientos cerrados por amenazas y extorsiones del crimen organizado.

El padrino de Chayo Robles

Cuando Rosario Robles estuvo a punto de ser encarcelada por los videoescándalos de Ahumada y la corrupción desbordada en el PRD, el que abogó por ella ante AMLO, fue Cuauhtémoc Cárdenas, a quien también se relaciona con Emilio Zebadúa. La duda es si ahora que AMLO ya les echó todo el aparato de justicia a Chayo y Emilio, intercederá por ambos.

Notas Relacionadas

Inicia primera licitación para rehabilitar Avenida Kukulkán: Marco Uribe

PotosíNoticias

Atlético de San Luis Femenil regresa a los entrenamientos

PotosíNoticias

Empresarios quieren impugnar cancelación del NAIM

PotosíNoticias

Déjanos tu Comentario