Potosinoticias.com
Opinión PORTADA

Mesa Revuelta/Pineda y Arcadia

El secretario de Seguridad, Jaime Pineda Arteaga, será citado de nueva cuenta por el Congreso del Estado para que exponga lo que siempre se la ha pedido, por todas las maneras posibles, sin dar una respuesta convincente.

La ola de inseguridad en la capital e interior del estado se agrava, los reclamos de diversos sectores cada vez son más duros y directos, lo que parece tenerlo sin cuidado, de lo contrario, habría un mejor espíritu de servicio en la corporación impulsado por Pineda.

Con una parte de la tropa en contra y el grupo de pensionados y jubilados en guerra declarada, se ve difícil que dé resultados, el tiempo ya se lo comió, tampoco hay quien se apiade y le susurre al oído que antes de hacer una declaración a la prensa, lo piense dos veces.

Sus dislates, ya cotidianos, le echan más leña al fuego, le hace falta un entrenamiento básico para atender a los medios de comunicación, no se le pide que sea un orador pero sí respuestas claras y sencillas.

La invitación de los diputados se hizo extensiva al comisario municipal capitalino, Oswaldo Jiménez Arcadia; foráneo al igual que Pineda, ambos pasarán a la larga lista de jefes policiacos que gozaron unas redituables vacaciones en San Luis Potosí.

Ya veremos si le hacen caso a la diputada Beatriz Benavente, presidenta de la Comisión de Seguridad Pública, Prevención y Reinserción Social; ya los está esperando con ansias el diputado Edgar Hernández, quien se dice víctima de campañas negras del Palacio de Gobierno, pero que no sabe tratar a los reporteros que lo cuestionan, les grita, se pone bronco como es su estilo.  

La inseguridad que se padece será un factor negativo para el PRI y el PAN en la elección del 2021, escenario que favorece al secretario de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, operador del proyecto de los macabeos para la gubernatura con Juan Ramiro Robledo como eventual candidato de Morena.

EL BRINCO DE IVÁN SANDOVAL ARMAS

El fin de semana hubo una asamblea de los comuneros de San Juan de Guadalupe, en la que intervino el abogado Iván Sandoval, quien fuera director jurídico de la Procuraduría Agraria (PD) y ahora es flamante empleado de las inmobiliarias de Carlos López Medina y socios.

Sus palabras estaban orientadas a polarizar más la situación que a encontrar una solución legal y pacífica.

Atacó con dureza al ayuntamiento capitalino y al IMPLAN, destacó el amparo interpuesto y se quejó de los ambientalistas, de la simpatía que les tiene AMLO; aumentó el número de hectáreas que pretenden urbanizar sus patrones, habló de una zona de amortiguamiento, en sus cuentas quedaría muy reducida la extensión del Área Natural Protegida que pretende declarar el gobierno federal con asesoría de la UNAM.

Ya pasó justo un año de que fuera denunciado por los comuneros que se oponen a vender sus tierras ante la Contraloría Interna de la PD, por violar el artículo 47 de la Ley Federal de Servidores Públicos (fracciones IV, IX, XIII y XIV).

No dejó transcurrir el año que se exige para que pueda laborar en el sector privado, se mantuvo agazapado, aseguran los quejosos, pero pronto comenzó a trabajar para los fraccionadores.

Es tiempo ya que la Contraloría Interna proceda, si encuentra los elementos necesarios para sancionarlo o lo premia por ser tan inteligente y recto; para los denunciantes, Iván Sandoval puso en manos privadas información valiosa y confidencial de la PA y de la Sierra de San Miguelito y sus anexos.  

Esta práctica de exfuncionarios de echarse en brazos de empresarios a los que se atendió antes, sin reparar en el plazo legal establecido, calienta mucho al Presidente AMLO, sería otro motivo para que desconfíe de las buenas intenciones de fraccionar la Cañada del Lobo.

Hay otras denuncias contra Sandoval, funcionarios y exfuncionarios de la PA, como la de Virginia Valenzuela Trujillo, comunera que considera que se le dio un uso indebido a sus datos personales, le fue violado su derecho a la privacidad, su honor y reputación.

¿ROMO A FAVOR DEL CHATO?

Para que le eche la mano al Chato López, es muy probable que el proyecto de Las Cañadas esté sobre el escritorio de Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, el principal asesor de AMLO en su relación con el sector privado, es un millonario que ha sido cuestionado por su falta de ética en diversos negocios, fue socio de Pinochet e hizo tratos con Monsanto; se formó con los jesuitas y después se fue con el Opus Dei y los Legionarios de Cristo, tiene asegurado su boleto al cielo.

Romo es una de las contradicciones más palpables del discurso de AMLO y confirma que no es tan izquierdista como lo tachan sus detractores; en una de esas hasta lo convence de darle el visto bueno al Chato. [Javier Padrón]

Iván Sandoval Armas en la asamblea comunal

Notas Relacionadas

#Video Madre potosina protesta desnuda afuera de Palacio Nacional

PotosiNoticias

EU y tomateros mexicanos alcanzan acuerdo para evitar aranceles

PotosíNoticias

Detienen a “El Linares”, líder de La Unión Tepito

PotosíNoticias

Déjanos tu Comentario