Potosinoticias.com
Opinión PORTADA

Galería de diversos / Dos comunicadoras en balanza

Jorge Ramírez Pardo

Esta semana hubo dos hechos informativos polémicos:

  • A mitad de la semana que transcurre, con una extensa y sesuda carta firmada por más de 60 personas (académicos e investigadores en su mayoría) el noticiero matutino Aristegui Noticias, fue cuestionado. En el escrito, se reconoce la labor informativa equilibrada del grupo Aristegui noticias, pero, también, se reclama los juicios de valor ligeros y carentes de argumentos, de algunos de sus comentaristas, emitidos en emisiones recientes.
  • El caso Notimex, es ríspido y enrredado. Ex trabajadores, recién salidos de esa agencia informativa estatal, acusan a su directora San Juana Martínez y a colaboradores cercanos a ella, de un ejercicio sucio en redes informativas acompañado de calumnias e intromisión en su vida privada. Hoy mismo en “la mañanera” el presidente López Obrador fue cuestionado y prometió atender el caso.

Crítica a los críticos

A media semana, cuando Carmen Aristegui recibió la carta que cuestionaba el proceder de los comentaristas en su espacio informativo, la leyó al aire y ponderó el tono civilizado de la misma; también exaltó la importancia del debate. E invitó al público a leerla o releerla en su portal informativo.

Es oportunidad, agregó Aristegui, de escucharnos y escuchar a las audiencias

Al día siguiente, jueves 21, dio cabida en vivo, con el formato de videomensaje, a tres de sus críticos firmantes de la carta aludida. Ponderó antes, la trayectoria académica sólida de los mismos.

Opinión de 3 académicos firmantes

Es importante repasar lo que ellos plantean porque va mucho más allá de los hechos referidos. Esto es lo que se dijo y quienes lo dijeron:

Jorge Pérez Gómez, académico de la UNAM

Es un hecho importante que hayas leído la carta. Es un gesto interesante en favor de la libertad de expresión. Estamos preocuapados, de un tiempo acá, por cómo se ejerce la libertad de expresión. Tu medio, a diferencia de otros, la mayoría, sí tiene la capacidad de escuchar; los demás, parece que por el momento tienen oídos sordos, están cerradas las puertas. En la carta, nos expresamos como ciudadanos más que como especialistas. Queremos hacernos escuchar como audiencia, como público. Debo decir que reprobamos las campañas negras de todo tipo

Diego Juárez, psicólogo e investigador

  1. Estamos a favor de un ejercicio democrático. Consideramos que cualquier hostigamiento, persecución y amenaza a los periodistas, a los comunicadores, es inadmisible.
    1. Estamos preocupados la intolerancia, cierto determinismo, autoritarismo de algunos medios que se niegan a aceptar que la sociedad se ha empoderado, es participativa y quiere también ser escuchada; interesa poner sobre la mesa, la percepción que ellos tienen de lo que se dice de los asuntos públicos.
    1. Nos preguntamos si lo que estamos viviendo ahora es un nuevo orden informativo; a raíz de eso vemos expresiones violentas. Son las contradicciones que se presentan cuando empieza a ocurrir un cambio profundo en las estructuras, no solamente sociales, políticas y económicas, sino, también de la comunicación

Respecto a tu espacio informativo (Aristegui noticias) nos parece importante que se siga conservando en él algo fundamental, tu propuesta periodística social y comunicativa, que es el equilibrio informativo, la investigación seria, profunda, de los asuntos que tocas; sobre todo, la apertura a todas las voces que pueden dar una visión lo más completa posible de los hechos.

Rafael Serrano Partida, especialista en marketing político.

Construir diálogos es complicado. En un momento cuando vivimos una crisis planetaria y una crisis interna de la transformación del país. Cuando están dándose cambios transcendentales de gran calado, que pueden definir otro tipo de sociedad, México debe revisar su sistema de comunicación pública.

Reconozco nuestra pobreza expresiva, en la formación de comunicadores, frente a tanta opulencia mediática. Abraham Moles decía “Nunca la sociedad ha tenido tantos y tan buenos medios para comunicarse, y nunca antes hemos sido tan pobres para expresarnos”. Eso se refleja en las redes que son algo maravilloso, pero, si los revisas, hemos convertido esos espacios en trivializaciones; no hemos construido opinión pública racional; pero, también en medios tradicionales, la televisión, la radio, la prensa, viven una crisis profunda de expresividad. Tenemos recursos técnicos enormes para favorecer la interactividad, el diálogo. Pero, no tenemos diálogo.

Tenemos dos escenarios

  • Uno negro de estado autoritario que controle la información
    • Un modelo libertario que nos haga crecer, construir concesos racionales construidos con el debate, y conduzca a que el argumento mejor gane

En este momento en Twiter, Istagram, WhatsApp, hay un sargazo informativo de insultos, de descalificaciones de uno y otro lado.

Pedimos a un medio que todavía rescata cosas, como el tuyo, que los ayude a construir diálogo razonable, con respeto, con decoro. Les pedimos a tus comentaristas que asuman las reglas del decoro argumental; no lo tienen muchos. No pedimos que dejen de pensar como piensan, pero que lo hagan adecuadamente, que no tengan vértigos argumentales, que utilicen argumentos no blandengues, que hagan uso de su gran sabiduría, que la tienen para ayudarnos a comprender las cosas; no lo están haciendo

Opinantes y Carmen Aristegui, se dieron las gracias mutuamente por la posibilidad de diálogo. Luego, Carmen le hizo la pregunta: ¿Qué sí y que no les gustaría que pase? Y así respondieron:

Jorge Pérez  

  1. Los Medios deben aclarar desde dónde dicen lo que dicen y a qué intereses responden o no responden.
  2. Aportar evidencias en casos tan delicados como el de Notimex
  3. Dejar las descalificaciones
  4. El trabajo informativo debiera generar conceptos adecuados de lo que se dice y los datos que se están proporcionando
  5. Buscar alternativas metodológicas para generar el dato que produce

Conviene pues debatir esto y aspirar a formar un nuevo orden informativo.

Diego Juárez

En tu programa se fue perdiendo la claridad con que se expresaban antes puntos de vista y se argumentaba. Ahora, muchas veces, se hacen conclusiones apresuradas, sin la información suficiente, y a partir de versiones particulares, muchas veces limitadas.

Un ejemplo. Afirmar que López Obrador está persiguiendo a los críticos; me parece que cuando se dan las argumentaciones, no se sostiene por sí mismas; hay que tener evidencias, pruebas, investigación; que ese sea un aspecto que se siga cuidando.

Se ha perdido también en tu programa, el escuchar los ángulos que ofrecías de los acontecimientos; sobre todo de personas que miran las cosas de manera diferente; incluso, a veces, desde posiciones sociales excluidas; marginadas de lo que es el marco consensuado del grupo de opiniones públicas políticamente correcta.

Hay abusos en la redes, pero también, pero también técnicos, de investigación y producción de la información en los medios tradicionales. Se han construido discursos excluyentes, estigmatizadores; por un lado, quienes manifiestan algún apunte a lo que hace el gobierno se les considera amlovers o seguidores acríticos de la cuarta transformación; por el otro lado, quienes critican errores que puede haber de la 4T, se les acusa como personas que quieren atentar contra el proyecto de cambio en el país. Debemos evitar esas estigmatizaciones y avanzar en el punto de la información de los argumentos y de la investigación.

Rafael

Recuerdo lo que el maestro Fernando Benítez decía, menos comentarios y más trabajo de calle de los reporteros para que nos digan qué piensa el pueblo, qué pensamos nosotros y cómo estamos viviendo nuestro país

De salida

En esta ocasión, no hay espacio para otros comentarios. Sólo queda ponderar el sano ejercicio de crítica a uno de los espacios informativos con mayor credibilidad y público. Aplaudir también la actitud de Carmen Aristegui que da cabida a críticos con autoridad que señalan aspectos a recuperar y mejorar, y, de paso, un acercamiento al panorama nacional de la comunicación en un momento doblemente difícil por la reticencia marcada a desmontar vicios ancestrales en el ejercicio de comunicación pública; ello agravado por el problema de salud que trae aparejada un inevitable desajuste económico.

Respecto al caso Notimex, habrá que estar atentos y, según lo recomendado por expertos, buscar en ello y lo que venga, equilibrios informativos y argumentados.

Notas Relacionadas

Pedro Aspe: “Es grave y falsa la acusación de conflicto de interés con CFE”

Potosinoticias .com

#Video “Traidoras”, les gritan a diputadas de Morena por avalar aumento de agua

PotosiNoticias

Tareas de seguridad serán fortalecidas con arribo de policías federales

PotosiNoticias

Déjanos tu Comentario