Potosinoticias.com
Cultura

Jóvenes colombianas hacen cultura

Redacción, compilación y montaje*

Presentación

El autor de estas líneas prologales, inició hace 6 meses sus colaboraciones en PotosíNoticias, con algunas consideraciones acerca del concepto “cultura” y su casi siempre equívoco empleo.

La relativa confusión del término está en atribuirle al quehacer artístico el mote de cultural. Hacer cultura es innovar, incidir en los órdenes establecidos, cuestionarlos, incluso desafiarlos, y transformar.

Las llamadas secretarías de Cultual –la potosina y la nacional- propician el hacer artístico artesanal, decorativo, pocas veces de genuina singularidad y, sólo eventualmente, incidente en la transformación de su entorno social.

Por ello, es alentador y oxigenante, descubrir una pléyade de jóvenes mujeres colombianas, genuinas “hacedoras de cultura” desde distintas disciplinas universitarias (no artísticas). Todas menores de 50 años, formadas y residentes en los departamentos (equivalentes a estados mexicanos) Santander y Norte de Santander en Colombia.

Ellas son genuinas artistas por su creatividad ligada a la transformación social.

***

Las santandereanas transformadoras

En septiembre de 2017 fundó Antártida para valientes, un proyecto de talleres educativos gratuitos que busca involucrar a niños y jóvenes a través de la pedagogía alrededor de tres ejes: la Antártida, las mujeres en la ciencia y el cambio climático. Desde el inicio del proyecto hasta abril de 2019 alcanzó a más de 8 mil personas en siete ciudades de Colombia, dos de México y dos de Inglaterra. Antártida para valientes recibió reconocimiento como ‘Proyecto sostenible’ en certamen organizado por El Espectador (diario), la WWF Colombia y la Unión Europea. En 2017 también fue seleccionada como participante de la expedición de mujeres científicas a la Antártida, Homeward Bound; iniciativa global para crear una red de mil mujeres científicas alrededor del cambio climático. Ingrid es física.

Cofundadora de la Asociación afrocolombiana Ser negro es más sabroso, una de las cuatro reconocidas por el Ministerio del Interior en Norte de Santander y que vela por el respeto a los derechos de las comunidades afro en la región. También, es fundadora de AfroUniversitarios, iniciativas para promover el acceso de jóvenes afrodescendientes a la educación superior como beneficiarios del Fondo Especial de Créditos Educativos para las Comunidades Negras. Desde 2013 orienta a los miembros de la asociación para acceder a los recursos de ese fondo. Con su acompañamiento han terminado estudios universitarios 23 estudiantes. Actualmente, Jennifer acompaña a 45 beneficiarios en ese mismo proceso y los ayuda a formular proyectos para comunidades afro. Dirige la escuela de formación de identidad afro que se reúne dos veces al mes en Cúcuta. Es abogada y cursa una maestría en derechos humanos.

Desde 2016 ejecuta junto con la Universidad Industrial de Santander uno de los diez proyectos escogidos en todo el mundo por la organización japonesa GEF-Satoyama Project, de donde nació Fincas de intercambio de conocimiento, FiNCO, un programa académico enfocado a producción agrícola sostenible e intercambio de conocimiento nativo.

Lideró el componente de biodiversidad para la construcción de un Jardín Botánico con tres estaciones distribuidas a lo largo del corredor del río Pamplonita, que encierran la flora de ecosistemas de páramo, bosque y bosque seco-tropical. Para desarrollarlo contó con el apoyo de la Universidad de Pamplona y vinculó a profesores, mujeres, comunidad vulnerable, personas de la tercera edad, comunidades étnicas, grupos Lgbti, migrantes y reinsertados. El ecoturismo, producto de la construcción del Jardín, ha significado ingresos económicos para cerca de 500 mil personas que viven a lo largo del sendero. Además, en su carrera científica desarrolló -para evitar el uso de agroquímicos- una alternativa para controlar un hongo que afecta el durazno y la salud de los campesinos. Al tiempo está trabajando en la búsqueda de alternativas de ecoturismo y el manejo adecuado de humedales en el Páramo de Santurbán en Norte de Santander. Astrid es magíster en biología molecular, biotecnología, e investigadora de la UniPamplona.

Ganó el premio XpojovenES 2018 Héroes Anónimos, del Departamento Administrativo de la Presidencia, en la categoría ruralidad y economías verdes, por una estrategia que desarrolló para recuperar el medio ambiente en Cúcuta; el desarrollo lo hizo en talleres, cine al parque, tertulias y actividades para replicar información de hábitos que ayuden a conservar los ecosistemas. En la ejecución participaron colegios, empresas y ciudadanía en general. Pertenece al Movimiento Ambiental Colombiano desde hace tres años, y coordina un grupo de 25 jóvenes ambientalistas en la ciudad de Cúcuta. En 2018 lideró el proyecto Embajadores Ciudadanos Agenda 20-30, luego de ganar una convocatoria promovida por The Millennials Movement en alianza con la ONU para desarrollar proyectos ambientales. Actualmente está trabajando en una iniciativa para recuperar el río Zulia, que es el mayor afluente del río Catatumbo, uno de los más grandes del departamento Norte de Santander, a través de talleres comunitarios de conservación de ecosistemas, siembras y días de limpieza a la orilla del río. En 2017 coordinó la siembra de 200 árboles nativos en el Páramo de Santurbán. Lisbeth tiene 22 años y es trabajadora social de la Universidad Simón Bolívar.

Es la coordinadora departamental de la Red de Mujeres Víctimas y Profesionales, y directora de la Corporación Mujer denuncia y muévete, que creó hace cinco años, con el objetivo de acompañar y orientar a mujeres en condiciones vulnerables en Norte de Santander. A través de ella ha atendido a más de 4 mil migrantes venezolanas brindando métodos anticonceptivos, asesoría en interrupción voluntaria del embarazo y acompañamiento a víctimas de violencia sexual. En la Red atiende un total de 200 casos de mujeres víctimas del conflicto y en 2019 coordinó una jornada de denuncia colectiva de 80 mujeres del departamento ante la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP. Actualmente está ejecutando un convenio con la Universidad Nacional y la Complutense de Madrid en investigación sobre la problemática de la explotación sexual de la mujer migrante. Alejandra es enfermera y abogada.

En 2015, tras el cierre de la frontera colombo-venezolana, creó en su casa la Fundación Nueva Ilusión para apoyar a colombianos retornados y migrantes venezolanos. Actualmente atiende entre 300 y 500 personas diariamente. Inició el proyecto, porque ella salió de Venezuela en medio de la crisis de ese país en 2014. En enero de 2019 trasladó la fundación a una casa en Los Patios, municipio del área metropolitana de Cúcuta, cuyo arriendo es subsidiado por un comerciante del sector. Allí brinda comida, asesoría jurídica y acceso a internet a los migrantes. Tiene 24 voluntarios en la Fundación: doce pertenecen a World Central Kitchen, una organización mundial que asiste alimentariamente a víctimas de desastres naturales, y la otra mitad son migrantes. Su fundación es la única que ha caracterizado la población de retornados en la región.

En 2014 creó la fundación Héroes y Valientes para niños con cáncer en Bucaramanga; organización pionera en la región, atiende a los niños y capacita a sus madres en peluquería, manualidades y cocina, en convenio con empresas de la localidad, para que accedan a empleo. De las 200 madres que se han beneficiado de los cursos, 25 realizan labores independientes y otras se vincularon a empresas. La Fundación atiende 350 niños, incluidos los hermanos de quienes padecen la enfermedad; no tiene sede y los recursos los gestiona a través de Instagram y Facebook donde tiene más de 9 mil seguidores. Con las donaciones recibidas ha llevado niños a conocer artistas como Maluma y a ver a la Selección Colombia (de futbol) en Barranquilla. Con apoyo de la organización Make a Wish, cumple deseos a niños con enfermedades terminales; entre uno y dos sueños a la semana.

*A partir del texto Ocho jóvenes transformadoras de los Santanderes de la periodista María Fernanda Palencia, publicado en el portal informativo La silla vacía.

Notas Relacionadas

Exposición de dulces en la UAM

Potosinoticias .com

Piezas pehispánicas mexicanas subastadas en Francia alcanzan 1.2 M€

Potosinoticias .com

Los antiguos egipcios momificaron millones de aves, ¿De dónde las sacaron?

PotosíNoticias

Déjanos tu Comentario