Potosinoticias.com
Opinión PORTADA

Galería de Diversos|Consejo del Centro Histórico, hiperactivo distante

Jorge Ramírez Pardo

Hace 20 años hubo una convocatoria estatal a escultores potosinos para seleccionar algunas maquetas de entre las mejores propuestas para llevarlas a escala de esculturas monumentales y crear un corredor escultórico. 

Para el caso se convocó como jurados a la destacada estudiosa Lily Kassner (autora del “Diccionario de escultores mexicanos”, editado por la UNAM), y a los destacados escultores, el japonés/mexicano Kioto Ota, y a Emilio Ferrer.

Era tarde de sábado y al calor de unos licores, algunos de los creativos potosinos con maquetas escultóricas en concurso, se enteraron que el jurado calificador deliberaba en un salón de un club deportivo y, sabedores de que en la ciudad con frecuencia ese tipo de concursos tienen lo dados cargados para el otorgamiento de fallos, fueron al club e ingresaron a un vestíbulo contiguo a la sala donde estaba el jurado. Querían saber a quién se premiaba y con qué criterio.

Se generó cierto clima de tensión y ello preocupó a Kassner, Oto y Ferrer quienes, a sugerencia de los organizadores del concurso, aceptaron dialogar con un reportero de temas artístico/culturales —quien escribe estas líneas— a manera de negociador entre los jurados y los escultores en competencia.

Palabras más o menos, la doctora Lily Kassner hizo al designado los siguientes comentarios: “Las maquetas presentadas, tienen consistencia en su escala, pero ninguna tiene las características técnicas requeridas para ser realizada en gran formato”.

En San Luis Potosí pocos escultores han realizado piezas monumentales. El más destacado para realizar encargos de gobiernos priistas fue Joaquín Arias, nacido en el Estado de México y potosino por adopción; autor de monumentos en la capital, del Juárez ubicado en el epicentro del Distribuidor Vial al oriente de la ciudad y de la Trinchera o monumento a la Revolución en el cruce de las avenidas Himno Nacional y Tatanacho; de un Zapata ecuestre sobre la antigua carretera a Rioverde, del Manuel José Othón junto al asta bandera en la zona poniente,  y otro Zapata a la entrada de Ciudad Valles.

Joaquín Arias dejó un discípulo muy destacado, el maestro Alfonso Narváez, y tiene experiencia en grandes formatos; y José Faz, director de la Escuela Estatal de Artes. Es también relevante el trabajo de más escultores locales hasta el momento no requerido ni consultados; Jaime Galán, los hermanos Nava y Ana Castelán, entre los más destacados.

Han pasado cuatro lustros y se ha incrementado la formación de escultores potosinos. Vino a dar clases de escultura uno de los más connotados escultores nacionales, el maestro Antonio Nava. Por cierto, excluido, como varios prestigiados docentes de la planta de profesores del Centro de la Artes.

Por todo lo mencionado, la diversidad de autores locales con esculturas de piezas para espacios públicos se ha incrementado. Pero, algunos de ellos entrevistados, no fueron consultados ni convocados para el proyecto referido a continuación.

Ahora sucede…

De pronto, sin previo aviso y en plena etapa preelectoral por la sucesión en la gubernatura, el Consejo del Centro Histórico de San Luis Potosí (CCHSLP) continúa su empeño en “sobre re-decorar” la Avenida Venustiano Carranza y se inventa un programa de muestras temporales de esculturas de gran formato y gestiona la descarga de piezas de figuras anatómicas humanoides estilizadas de color blanco en el Jardín de Tequis.

El asunto, por decir lo menos, ha generado inquietud en los vecinos y la comunidad artística.

La página oficial del CCHSLP no dedica algún reglón o imagen al tema. Tal parece que no fuera de su competencia. Por cierto, la página abunda en autoelogios y tiene un enfoque remarcado de imagen turística. Elude contenidos sociales. En ese sitio hay un apartado, “Próximas obras 2018-2021”, y no aparece ninguna mención a esas esculturas; portal, por cierto, de evidente pobreza informativa. Tampoco hay alusión en el apartado “Noticias”. Es asunto de fantasmas, según el estereotipo dominante, símiles de las propias esculturas blancas.

No sabemos, pues, si es parte del cursi lema “Carranza se pone guapa”, ¿De parte de y para quién, a qué costo, con cuál propósito? O de la evidente promoción a su sobrino Xavier Nava del ex gobernador Sánchez Unzueta, titular del multicitado CCHSLP con esquema del nuevo/viejo PRI, con cualquier marca (él practica el deporte de inmiscuirse en todas), a una candidatura por la próxima gobernanza estatal. El exceso de ayuda y la evidencia de la misma pueden tener efecto bumerán y redes de internet es un arma poderosa más libre que la prensa más convencional donde se sobre-representa al precandidato en espacios pagados con apariencia de noticias.

De pronto adquiere velocidad y multiplicidad de programas la siempre opaca administración del CCHSLP, también distinguida por su lentitud en remodelar calles; en el caso de avenida Venustiano Carranza ha sido encomendados —en todos sus tramos— a una sola empresa, 3M, encabezada por Luis Mahbub Sarquís, ex candidato perdedor a una senaduría, y visible constructor favorito del gobierno.

De entre el ir y venir de opiniones, la mayoría interrogativas o descalificadoras circulantes en redes de Internet, hay una para aportar la información omitida por  Juan Antonio Segovia, integrante del grupo en Facebook Foro Social de IHSLP, y estudiante de conservación y restauración en UASLP comentó:

“Es una exposición temporal de nombre ‘Homus’. Las esculturas blancas a las que hace referencia (con relativa validez en cuanto a lo poco atractiva quizá) se llama “Amistad”, del escultor de la capital mexicana David Carmolinga Tagle. La exposición TEMPORAL, constará de cuatro esculturas de varios autores, entre los que destacan: Juan Gorupo (primer pintor mexicano en formar parte de la Real Sociedad Británica de Escultores), Manuel Muñoz y Gilberto Aceves Muñoz (quien colaboró con Siqueiros y fue parte del movimiento de “La ruptura”).

En respuesta a la avalancha de rechazo agregó: “Solo las tendrán que ‘aguantar’ hasta febrero. No se preocupen”.

Poder y deber ser

¿Es posible exhibir en los andadores urbanos —durante períodos temporales— algunas esculturas de los museos locales con piezas de Leonora Carrington y Federico Silva? En Paseo de la Reforma de la ciudad de México hay Carrington en estancia permanente, y la mayor parte de la obra de Silva en el país luce en sitios públicos, excepto en San Luis Potosí.

Qué ironía, si fueron exhibidas fuera del museo Silva, cuando se inauguró, en el Jardín de San Juan de Dios, piezas espléndidas de Juan Soriano y hace unos meses de Javier Marín en el Jardín de San Francisco.

¿Por qué la exclusión de escultores potosinos con trayectoria y de juvenil hechura?  Las piezas de Carmolinga en Tequis tienen factura oficiosa, pero compiten –sin al sentir de público con la educación artística del potosino- con la espléndida talla en mármol al centro del lugar. Bueno…, pero hay empeño con tufo electorero por sobre “redecorar” ese jardín y la avenida ex señorial híper alterada.

En breve Potosí Noticias dialogará con expertos acerca del tema. Espero ahí reencontrarte, lector.

Notas Relacionadas

Acuerdan presentar el Plan Nacional de Infraestructura el 26 de noviembre

Potosinoticias .com

Vacuna contra COVID-19 se detuvo por evento único: AstraZeneca

PotosíNoticias

México supera expectativas en turismo de cruceros

Potosinoticias .com

Déjanos tu Comentario