Potosinoticias.com
Opinión PORTADA

Galería de Diversos|Mandatar a favor y contracorriente


Jorge Ramírez Pardo

El Palacio Nacional es un museo de época, forjado con similar formato al de palacios para monarcas europeos o clérigos de alto rango. Lo material sintoniza con el poder.

El nacional mexicano nunca había estado tan vacío de concurrentes y tan lleno espectadores mediáticos como la noche del pasado 15 de septiembre.

Las visitas virtuales anteriores realizadas durante esa fecha por millones de mexicanos, se veían concurridas por gente VIP (“very important persons”) y el departir en la frivolidad del privilegio en un país –en el papel con letra muerta- sin títulos nobiliarios ni discriminación racial, pero sólo en teoría de documento constitucional. No era posible verlo ni a control remoto, porque la abundancia de crinolinas, fracs, estolas y zapatillas importadas en connivencia eran un estorbo y distractor a la vista.

Esta vez –la noche del grito del martes pasado- la mirada pudo apreciar los impecables pasillos de duela, las enormes pinturas de sucesos épicos nacionales, la largura y holgura de una de las sedes del Poder Ejecutivo (otra sede presidencial, Los Pinos, ya es espacio público para la convivencia de las artes con el pensamiento y el placer del paseo compartido).

Unos cuantos escoltas enmarcaban la excepcional elegancia de la pareja presidencial, Beatriz y Andrés Manuel. Cuando alguien destina la etiqueta o el vestuario de fiesta para momentos excepcionales (en este caso cargados de simbolismo y re significaciónde espacios e investiduras; mismo sitio durante el pasado reciente y en varios lustros cargado de ilegitimidad y lodo maquillado). La última “noche del grito” el vacío del edificio y la plancha del zócalo deshabitada se llenaron de miradas en igualdad.

Desde luego, en el país inducido hoy a la polarización, los millones ven a la pareja, que les representa; pero los recién desplazados de palacio, cada vez más enojados y con una oposición deshilachada, arremeten con nuevas oleadas de “fake news” o noticias falsas. Tan solo 48 horas después, se publica un manifiesto insostenible e inconsistente contra la libertad de expresión,firmado por intelectuales orgánicos desplazados –simulándose al nivel de la calle- en airada protesta. Ya no existe el libertinaje de expresión en nómina. Bu, bu, buuuu, snif.

Beatriz

La no “primera dama” por voluntad propia, cada tanto descontextualizada –como su marido a diario-, tachada incluso de “naca” porque no usa trajes sastre, historiadora ella, inteligente, estudiosa y discreta, lució la elegancia sólo alcanzada con la sencillez. Vestuario mexicano de marca y peinado de salón -tan infrecuentes en ella-. Como en las celebraciones populares mexicanas el mejor atavío es eventual para celebraciones extraordinarias y, por lo mismo es lujo, irradiación infrecuente. La glosa popular es evidente “detrás de un hombre…“tenaz, luchador social –honrado para el cargo- y justo/justiciero, hay una mujer sensible, lectora de poesía.

López, provinciano empecinado

Los poderes están desequilibrados. Ante los asedios gratuitos de siembra odios y desconcierto, el presidencialismo, a falta de contrapeso cualitativo, retoma ese sitial; con un visible esfuerzo por erradicar la corrupción, la criminalidad sin control y la pandemia.

Intelectuales no orgánicos y analistas de valía, le critican al presidente su obstinación por exhibir en cada mañanera con sarcasmo a la prensa escrita “conservadora”y mentirosa; lo es. También se refiere, con menos enjundia, a comentaristas radio/televisivos con sobornos desorbitados en nóminas de las administraciones pasadas neoliberales saqueadoras. Con tanta cita, los mantiene vivos. En una visión maquiavélica, parece un acto deliberado. Porque ya no tienen la fuerza ni el cochupo o soborno del pasado y justifican con sus berrinches aderezados de falsas noticias y exageraciones de hierros gubernamentales fuera de contexto, la libertad de expresión que reclaman. Así es la política, juego de espejismos y simulaciones.

López es provocador y ellos ex cómplices de la verdad oficial, lo validan contra su deseo y el propósito de sus nuevos patrocinadores. Él los mantiene “vivos”, ellos ahora competidos y rebasados por, lo que hacen siempre la noticia principal. “La mentira no mancha, pero tizna”, dice él. “Que hable bien o mal de ti, pero que hablen”, responde Perogrullo.

Televisa y TV Azteca, por citar los más visibles, no se edificaron en un cambio de mandato presidencial, lo deseable es su deflación y/o extinción en un sexenio. Reducidos ya están, aun retándose para clases a distancia.

La pasada visita virtual de los mexicanos al Palacio Nacional, por segundo año consecutivo, excluyó a las otrora poderosas televisoras “quinto poder” como les denominaran Raúl Trejo Delabre, Florence Toussaint y Fátima Fernández, críticos de medios cuando más se requería y se reprimía; antecedentes ciertos de fenómenos mediáticos alternativos como Aristegui Noticias –hoy en ligero declive por la excedida autodefensa en tono de “yo acuso” los agravios contra mí-. Gracias Lorenzo Meyer por tu sabiduría y contribución al equilibrio en la construcción de opinión y memoria del pasado.

La morenidad descolorida

En tal contexto, numerosos “nuevos politi-ricos” del Movimiento de Regeneración Nacional y visible verdor como partido, desgastan su energía en fuego amigo. 151 aspirantes a dirigir Morena, luce como chiste o caricatura involuntaria; carnada para la bufalada mediática desplazada.

La versión potosina de ello está al borde del patetismo, ni el super delegado Gabino Morales ni Sergio Serrano presidente local de Morena muestran estatura. De paso, son aval de un gobierno estatal, el de Juan Manuel Carreras, atinado en la relación diplomática con el presidente –juego de espejos-, pero omiso y débil de autoridad en su mandato; contrapunto con el tono nacional de gobierno. Está al borde de ser el tercer gobernante al hilo camino a la repisa de ex mandatarios con sello de delincuentes; dos por acción, este por omisión cómplice, más lo que la mustiedad tan propia de la clase privilegiada potosina esconda.

El giro posible

En otros espejos de Latinoamérica conviene verse.

Ya se desgastó la caricatura -“Peligro para México”- de comparar a López Obrador con Hugo Chávez o Nicolás Maduro.

Es más sano, para la salud de país, verse en el actuar de Salvador Allende, quien –sin pandemia- vivió durante su mandato la crisis real de cambio de régimen y la inducida de golpe de estado apoyada desde Estados Unidos con aval enWashington. Tal como sucedió en décadas anteriores en Guatemala, Brasil, Panamá, naciones caribeñas o la inducción de guerrillas en Centroamérica.

Es sano revisar el daño involuntario de Evo Morales a su país por no entregar a tiempo la estafeta.

Sí las izquierdas mexicanas –o lo que por ello se entienda, dada la infiltración de chapulines ultras-, recién hace dos años oposición, si la nueva burocracia morenista (conformada en gran medida por ex milicianos –algunos con escasa o nula experiencia administrativa-), no recuperan un rumbo con visión histórica, su condición de nuevos ricos los puede perder y ausencia de eso con sonido anacrónico denominado mística, otrora ideología. Estamos en la cresta del gatopardismo (cambiar para ser peor de lo mismo, como le sucedió al Partido Acción Nacional) o contribuir de verdad un país con genuino sentido de justicia en equidad y, acaso, con mayor sentido de representatividad en democracia (esa señora tan amorfa y acomodaticia).

El dicho de la abuela es sabio, “no digas de esta agua no beberé”, mientras no te veas en perspectiva y prospectiva, esto es, con un distanciamiento capaz de mirar con objetividad el panorama, sentido crítico, autocrítico, y rectificar tendencias negativas y equívocos tan humanos como la terquedad o empecinamiento andresmanuelista.

Notas Relacionadas

Pide PC precaución a personas que viajen por carretera

Potosinoticias .com

China confirma el primer positivo en coronavirus en dos recién nacidos

PotosíNoticias

No le tengo miedo a la cárcel ni a Maduro: Leopoldo López

Potosinoticias .com

Déjanos tu Comentario