Potosinoticias.com
Opinión PORTADA

Mesa Revuelta/La zanja de Torre Silva

[Javier Padrón]

De cara a las elecciones del 2021, a la avenida Carranza la pusieron guapa con una rehabilitación al vapor, murales y esculturas; se le agregó una ciclovía que fue diseñada por el arquitecto Fernando Torre Silva y su equipo del Instituto Municipal de Planeación, y ya tiene a su primera víctima: Benjamín, de 70 años de edad, salió de su casa en Melchor Ocampo en su bicicleta a dar un paseo y se cayó en una zanja casi en la esquina de Benigno Arriaga, sufrió un golpe en la cabeza y murió al día siguiente en un hospital.

Ante el luto de la familia de Benjamín, el alcalde Xavier Nava balbuceó unas palabras evasivas, ininteligibles, no por el cubrebocas sino porque no supo qué decir cuando fue encarado por la prensa. Torre Silva no ha dado la cara ni el “contratista” confabulado con el director de Obras, Marco Uribe, ni la directora de Desarrollo Urbano, Patricia Rodríguez; ya no se diga el inspector municipal que debería supervisar la obra, si es que se expidió el oficio respectivo. Nótese cómo han cambiado las cosas.

¿A quién le echarán la culpa de la muerte de Benjamín? ¿Quién será el chivo expiatorio? ¿La propia víctima? Torre Silva pasará a la historia como el hombre que definirá el desarrollo urbano del municipio capitalino en las próximas tres décadas y no le puede poner atención a una obra suya en una de las avenidas más emblemáticas de la ciudad. El futuro es sombrío.

La familia sigue esperando al menos una disculpa, la responsabilidad municipal está a la vista, podría demandar al ayuntamiento que ha actuado con negligencia y ganarles a la despistada sindicatura y cauda de abogados externos y costosos que solo han metido en más problemas al virtual candidato a la gubernatura que finge no darse cuenta.

Torre Silva, se asegura en el gremio de los arquitectos, es un recomendado de Horacio Sánchez Unzueta; y es sobrino de Fernando Silva Nieto, son excelentes sus credenciales políticas, nadie lo ha cuestionado, en la Facultad del Hábitat de la UASLP no encontraron a nadie capaz de hacer el trabajo del más regio que potosino.

Cursó su licenciatura en la Universidad Regiomontana, fundada apenas en 1969, su egresado más destacado es Adal Ramones; tiene una maestría en arquitectura del paisaje en la Ibero; es miembro de número de la Academia Nacional de Arquitectura, ganó el primer premio de la Bienal de Arquitectura de Quito por la rehabilitación del inmueble que alberga el Museo Federico Silva. Con el nepotismo nada tuvo que ver el escultor, por la falta de contenidos y pésima dirección desde su origen el museo parece un templo masónico al que solo ingresan unos cuantos.

El curriculum de Torre Silva es impresionante y por razones de espacio está disponible para los interesados aquí: https://bit.ly/3lKqW5i. Tomó bajo su control el IMPLAN gallardista mediante un operativo policiaco con armas largas, así fue depuesto Alfonso Díaz de León, recurrió a los tribunales federales, nada se supo qué pasó con el amparo que presentó porque su periodo aún no concluía. Díaz de León desapareció del mapa y el nombramiento de Torre Silva sigue siendo provisional, es una irregularidad en la que no han reparado los puristas de la legalidad.

El hubiera no existe se dice hasta el cansancio, la debilidad de imaginar lo que no fue es una dulce tentación en la que todos caemos: si Ricardo Gallardo Juárez se hubiera reelegido en la alcaldía tendríamos en curso en estos momentos un movimiento navista con enfoque ecologista defendiendo la Sierra de San Miguelito. Aparte de Gallardo, el otro personaje malvado sería Carlos López Medina. Hoy es el Niño Dios.

GABO, EN ESCENA

El empresario del año, Gabriel Salazar Soto, proveedor favorito de la Secretaría de Salud que nunca fue observado por el quisquilloso Miguel Ángel Montoya Mercado, director de Adquisiciones de la Oficialía Mayor del gobierno carrerista, llegó justo cuando terminaron la conferencia de prensa el abogado Tomás Coronado y Eduardo Lárraga Martínez, en un café del revivido Edificio Ipiña y anunciaron que fue denunciado por los delitos contra la identidad de las personas y falsificación de documentos. Una transa en despoblado.

No se vieron las caras, otra historia estaríamos contando. Gabo, ya sentado y sus denunciantes lejos, a los que desafió en vano, dijo que todo eran patrañas, pide pruebas y sentencias. Rocío Cervantes, la titular de la ASE, garante de la rectitud pública, ya aceptó las denuncias de las organizaciones ciudadanas en contra del valiente Gabo y la secretaría de Salud, Mónica Rangel, hará lo que le diga el gobernador Carreras.

Notas Relacionadas

#Video Comisión de Justicia dictaminará iniciativa de despenalización del aborto este viernes

PotosíNoticias

Asaltan a cuentahabiente y lo despojan de más de 300 mil pesos

Potosinoticias .com

Captan a EPN y Tania Ruiz disfrazados en restaurante de Nueva York

PotosíNoticias

Déjanos tu Comentario