Potosinoticias.com
Cultura PORTADA

El “Negro” Marcelino, impulsor del son huasteco

Jorge Ramírez Pardo

A veces este ranchero/ siente grandes ilusiones/

no tendrá para calzones/ pero avienta hasta el sombrero/

oyendo tocar los sones, ay, ay, ay

son huasteco

En el estado de San Luis Potosí desde un siempre indeterminado hay escasa valoración de sus artistas por parte de las instituciones públicas y privadas. Marcelino Tovar Huerta, conocido como el Negro Marcelino, uno de los máximos intérpretes de huapango, no es la excepción.

El afamado Negro

El Negro Marcelino nació el 16 de enero de 1926 en el Barrio del Orégano, en el municipio de Ciudad del Maíz. De niño quedó huérfano, y fue adoptado por la hermana de su madre, la señora Blasa Tovar, quien se haría cargo de su crianza.

En 1939, cuando Marcelina tenía 12 años de edad, el apremio económico propició su traslado a Ciudad Valles, donde trabaja como ayudante de albañil durante dos años. Luego es mesero del Hotel Colonial; en el mismo lugar se inicia como intérprete de huapangos, y adquiere el apodo de “negro” a causa del tono oscuro de su piel.

Escasean las referencias a él y su desempeño. Sin embargo, su música quedó registrada y en sus escenarios primordiales los de la Huasteca Potosina, su arraigo popular permanece. Lo mismo que en portales virtuales hoy tan versátiles. Estos son algunos de esos sitios que vindican su destacado interpretar:

La forja musical de El Negro

  • Durante los 1950’s, forma un trío que rehace durante esa misma década.
  • En los 1960’s graba dos discos “Huasteca Linda. El Negro Marcelino y sus Huastecos”, y “Atardecer Huasteco”.
  • En 1973 va de gira a Houston, Texas, y ese mismo año un programa es invitado al por Jorge Saldaña a programa de televisión “Nostalgia”.
  • En 1979, año en que graba su tercer y último disco, y actuó en el Auditorio Nacional.
  • Sus actuaciones se multiplicaron y actuó en eventos donde tuvo entre su público celebridades mexicanas del arte y la política. Entre ellos: Emilio “El Indio” Fernández, Pedro Armendáriz, Mario Moreno “Cantinflas”, y los presidentes Miguel Alemán Valdés, Lázaro Cárdenas, Adolfo Ruiz Cortines, Adolfo López Mateos, Gustavo Díaz Ordaz y José López Portillo

Como el buen son interpretado en la huasteca va acompañado de baile, Marcelino era aficionado a él y también intérprete. Ello, además, lo motivo a fundar la primera escuela de danza en Ciudad Valles, y fue instructor de la misma.

“El Negro” Marcelino murió el 6 de marzo de 1981

Los ecos de su canto

Si bien, como arriba quedó señalado, escasea la literatura acerca del Negro Marcelino y sus aportes, en cambio su recuerdo como impulsor del son y el baile huasteco persiste y, no sólo, en diversos sitios de internet se encuentran registros sonoros de la música que el interpretó, y videos de otros grupos e intérpretes surgidos después de él.

Hay registros videograbados, son destacados por su versatilidad y calidad los realizados por Querreque films; en los siguientes links, lector, puedes encontrar algunos de ellos:

Ahí se pueden constatar algunas de las características principales del son Huasteco o huapango

  • Se puede escenificar en escenarios formales o fuera de ellos y con los intérpretes junto a su público.
  • Hay grupos homogéneos en edad y formación, y hay fusiones intergeneracionales
  • Cuando actúa un grupo organizado entre el público, surgen cantantes improvisadores
  • Los instrumentos predominantes son de cuerda: Jarana, guitarra huapanguera y violín
  • Se combina en el canto fijo y la improvisación siempre cargada de picardía propicia para la convivencia
  • El baile zapateado completa la parte rítmica

Notas Relacionadas

Gustavo Adolfo Guerrero renunció a su cargo como fiscal general de Nuevo León

Potosinoticias .com

VIDEO / Pobladores retienen por más de 5 horas a militares tras desalojo en Chiapas

Potosí Noticias

Se dará certeza a núcleos agrarios para impulsar ordenamiento territorial

Potosinoticias .com

Déjanos tu Comentario