Potosinoticias.com
Opinión PORTADA

Mesa Revuelta/El chaleco verde de Sonia

Al anunciar su ruptura con el PAN, las emociones la dominaron unos segundos, la voz se quebraba, se contuvo y siguió hablando de sus razones justas, así acabó Sonia Mendoza con 26 años de militancia, de más victorias que derrotas, fue una privilegiada, circuló en esa elite panista que en el erario encontró el camino para elevar su nivel de vida desde distintos cargos de elección popular sin atender el interés público.

El que aludió, ante reporteros, el patrimonio de Sonia, acumulado en todos estos años de feliz panista, fue el dirigente estatal Juan Francisco Aguilar, en un control de daños al vuelo por la renuncia de la diputada local y otros militantes de varios municipios que la acompañan y le hicieron un boquete al PAN por medirse, en su tránsito hacia el Partido Verde.

Sonia se va dolida, se quejó de la camarilla de Xavier Azuara y el abogado penalista Aguilar, no fue necesario mencionarlos por sus nombres. Hace seis años estaba en la gloria, con la ayuda del dirigente Héctor Mendizábal hizo a un lado, con los mismos modos, a los que hoy la echaron del partido, y no fue gobernadora porque no quiso, no defendió lo que aseguró era su triunfo y terminó cohabitando con el gobierno del doctor Carreras.

Le faltó el espíritu y la garra para hacerse del poder, algunas lecturas clásicas de la materia para sacar el animal político que todos llevamos dentro. En este sexenio que fenece, no hizo trabajo político ni legislativo, reprobada por el Congreso Calificado; no fue una opositora consecuente y su liderazgo se desmoronó, no cuidó esos 351,352 mil votos que consiguió en el 2015.

Su salida ya estaba cantada, Octavio Pedroza desayunó esta mañana un plato frío. La declinación de Sonia a favor de Xavier Nava —al que un grupo de “panistas notables” le dan el trato de expósito en un desplegado para que el PAN lo postule de nuevo a la alcaldía— selló su suerte en el PAN.

La derrota de Nava fue la suya, ya no tenía cabida en el PAN, no hubo cargo ofrecido que la conciliara. Lo que fue una sorpresa es que se pusiera el chaleco que le obsequió “El Pollo” y no la camiseta de la de V, de la lucha sigue, del alcalde con licencia que aún tiene veladoras encendidas.

Sonia no tiene querellas con el gallardismo, no es Nava que las arrastra en el alma. La candidatura de Gallardo debe subir varios puntos en las encuestas al recibir este éxodo panista que parecía inimaginable y Sonia se acerca a la 4T, se corrió a la izquierda: el Presidente AMLO (y Mario Delgado) le tiene más fe al “Pollo” que al dirigente Sergio Serrano, ninguno de los varones que se apuntaron en la primera convocatoria para la candidatura al gobierno resultó competitivo, la derrota histórica del patriarcado izquierdista, ¿qué dirían, si vivieran, el maestro Caraveo o Fidel Briano?

La mayoría de los distritos federales le fueron cedidos por la cúpula morenista al “Pollo”, el único distrito que ganó la 4T en el 2018 fue el de Ricardo Delsol con cabecera en Ciudad Valles, y el chaleco que se puso Sonia, puede traer de regalo una tómbola segura, puede ser una pluri, no iba a dejar el PAN por nada.

La candidatura femenina de Morena al gobierno estatal fue escriturada para la doctora Mónica Rangel: el Peje inmaculado, haciendo tratos sombríos con el doctor Carreras. Paloma Aguilar, tan decidida, se va a disciplinar, si ve a Lucy Lastras como un baluarte de la lucha democrática, puede regresar al SAT o irse a otro cargo con gusto. Mónica quiere repetir la hazaña de su colega y padrino Toranzo, brincar de la Secretaría de Salud a Palacio de Gobierno para asegurar la inmunidad carrerista.

Las ironías son crueles: el partido Morena encabeza todas las encuestas sin candidata, y en realidad es el partido más débil, en SLP necesita del PRI, PVEM y expanistas para tratar de dar una batalla decorosa frente a la “mafia del poder”, por sí solo da lástima, tan contradictorio y fuera de la realidad.

LA OBRA DE DIOS

El exitoso empresario de la educación privada, Arturo Segoviano, será el único candidato ciudadano a la gubernatura reconocido por el CEEPAC, con facilidad superó la cifra de 40 mil 232 firmas que requería, barrió al exsecretario de Salud, Francisco Javier Posadas, a Juan Carlos Machinena y Gerardo de la Rosa, unos ilusos en busca de fama. Segoviano, de acuerdo al notario Eduardo Martínez Benavente, tiene un altar del santo franquista Josemaría Escrivá de Balaguer y Albás, fundador del Opus Die, en la Universidad Potosina de su propiedad, que Dios nos agarre confesados en esta pandemia a la hora de ir a votar.

Notas Relacionadas

Destaca AMLO reducción de deuda externa por plan de austeridad

PotosíNoticias

Galería de diversos | Dime espejito mágico…, quién es el bueno

PotosíNoticias

Club para caballeros promueve vacunación contra Covid-19; regalan privados

Potosí Noticias

Déjanos tu Comentario