Potosinoticias.com
Opinión

Cabos sueltos

Velando armas

El desencuentro entre Gallardo y Galindo por el tema de las tarifas del agua, que se asomó la semana anterior y del que alertábamos en este espacio, pareció ayer haberse disipado por momentos, pero casi al final de la ceremonia de presentación de las nuevas vialidades, mas bien se dieron muestras de que ambos, están sólo velando armas.

Aunque el tema de fondo de este desencuentro no sean los cobros de Interapas, sino más bien, las rivalidades políticas del pasado reciente y del lejano futuro. Hay quienes aseguran que el combo de la campaña electoral no concluyó del todo bien. Incluso se afirma que Pedroza y Galindo no están ahora en los mejores términos, eso podría a simple vista, significar que el alcalde tendría vía libre para cualquier acercamiento o reconciliación con su vecino del palacio de enfrente porque ya no tendrían agravios directos que resolver y se podrían haber encaminado a disfrutar de su reconciliación política.

En la ceremonia de ayer, ambos gobernantes se empeñaron en aparentar que fluye una buena relación, sus discursos, sus sonrisas, sus apretados saludos así parecían confirmarlo al inicio de la presentación de los nuevos proyectos de infraestructura vial.

Tejiendo fino

Mantén a tus amigos cerca y a tus enemigos aun más cerca… Hay quienes atribuyen esta frase a Michael Corleone protagónico de la novela de Mario Puzo, pero sin importar ahora el autor, lo que importa es que al parecer a Enrique Galindo ha estado tejiendo fino, haciendo caso de esta premisa y ayer reveló -con toda intención- sus acercamientos en corto y en privado con el gobernador, de quien dijo, tiene todo el apoyo para sus obras de infraestructura.

Seguramente, quiso garantizar el apoyo financiero del gobierno estatal para estas obras, que podrían significarle un gran beneficio a la capital potosina y también muchas preferencias electorales en 6 años al ahora presidente municipal.

Todo parecía ir bien. El alcalde se dio tiempo de saludar a los ex gobernadores Horacio Sánchez Unzueta y Marcelo de los Santos. El gobernador haría lo propio minutos después, sorprendiendo a propios y extraños al recomponer las formas políticas y saludarlos “con respeto”, en el olvido pareció quedar su declaración del 3 de septiembre cuando en entrevista llamó a ambos “saqueadores”.

Ya ninguno de los dos se detuvo en la “herencia maldita”. Galindo proyectó el futuro de San Luis Potosí. Prometió pavimentación de un millón de metros cuadrados, una inversión de mil 500 millones de pesos y en el video con las maquetas renderizadas de las anunciadas vialidades se vio un San Luis con mejor movilidad con esas ocho grandes obras de infraestructura vial.

 Cuidadoso con el ego del gobernador, Galindo le dio uno que otro pase de torero para dejarle la mesa puesta, pero al mismo tiempo comprometerlo públicamente para que cumpla con los recursos que harán falta.

Cuidando forma y fondo

Por su parte, Ricardo Gallardo también dio muestras de estar atento a las señales evidentes y subrepticias que le mandó el presidente municipal. Y pintó su raya. Aclaró que le dará apoyo, pero principalmente a dos obras en el norte de la ciudad. Respaldará con presupuesto las acciones que incluyen la zona del Saucito (recién nombrado por él, el octavo barrio de la capital) y “empujará” las obras en la avenida Hernán Cortés. Ambas zonas, muy cuidadas en el mapeo electoral por la densidad de votos por vivienda que significan.

Una vez aclarado el punto, el gobernador “presumió” su cartera… sus millones y con tantas cifras parecieron diluirse los mil 500 millones anunciados minutos atrás.

Habló de las becas alimentarias, apoyos a madres solteras, a adultos mayores, del regreso a clases presenciales, de las obras de remodelación al otrora estadio Plan de San Luis, al añejo auditorio Miguel Barragán, del estadio de béisbol 20 de noviembre, de las remodelaciones que seguirán en los Parques Tangamanga, y de los millones a repartir a través de créditos a la palabra.

Y así concluyó este nuevo encuentro/desencuentro. Cuidando todos, la forma y el fondo.

Por Lidia Juache

Notas Relacionadas

Mesa Revuelta/ “El Mijis” en la Luna

PotosiNoticias

Mesa Revuelta/Las primeras renuncias

Potosinoticias .com

Mesa Revuelta/Cándidos, sabandijas y marcianos

PotosiNoticias

Déjanos tu Comentario