Potosinoticias.com
Cultura

Ver para Pensar: Joyas en YouTube (El Pobre de Nippur)

Federico Anaya Gallardo

Hace años, cuando convocaba a tertulias cinéfilas en mi departamento de la Colonia Roma, mis amigos me reclamaban que algunos de los filmes eran de poca calidad (copias en VHS tomadas de los servicios de cable) y que mi tele era viejita. Ahora me reclaman que las películas que recomiendo en esta columna no se ven adecuadamente en YouTube. Va esta reseña en defensa de la plataforma creada por Chem, Karim y Hurley en 2005. Te pido, querida lectora, que hagas click en la Liga 1.

Allí encontrarás una producción del departamento de Arqueología de la Universidad de Cambridge, titulada The Poor Man of Nippur – World’s first film in Babylonian. Se trata de un scherzo, escarceo o broma culta de la Academia super especializada de la civilización occidental capitalista. Se realizó en 2018 y, como indica el título, está hablada en una lengua muerta hace mucho, mucho tiempo: el acadio ó babilonio. La producción se aseguró que tuviese subtítulos en inglés (obviously) pero también en español y otros 17 idiomas. Del hebreo al árabe, del magiar al ruso, del chino al turco. Algo ayuda el discurso multicultural… Ten cuidado, amiga, de hacer click en la tuerca (Configuración) y poner la lengua que desées en los subtítulos.

El pobre de Nippur es un “escrito sapiencial de escarmiento” de acuerdo a un ensayo corto (Liga 2) de Félix Zubiaga, licenciado en Filología Románica por la Deustuko Unibersitatea/Universidad de Deusto (Bilbao, Euskadi). Al filólogo vasco le interesa “la memoria conservada en la mente popular a distancia considerable de tiempo y lugar”.  Memoria, sabiduría, escarmiento y popular… ¡qué colección de palabras! ¿De qué trata El pobre de Nippur?

Los modernos conocimos esta narración gracias a tablillas de barro escritas en cuneiforme. Esta narración estaba entre las 30mil tablillas rescatadas en 1849 en dos palacios asirios de Nínive (moderno Irak). Las bibliotecas pertenecieron a los reyes Senaquerib (705-681 aC) y Asurbanipal (668-627 aC). Otra versión del cuento se encontró en el actual Sultantepe, en el sudeste de la actual República Turca, en una biblioteca de una escuela de escribas asirios –adonde se usaba como ejercicio para los aprendices. Cuando los asirios la copiaban, esta historia ya tenía mil años. Los expertos la datan en 1500 aC.

El pobre se llamaba Gimil-Ninurta y elu mār Nippūri, katû u lapnu/era un joven hijo de Nippur, marginal y pobre. (Puedes leer el texto en Acadio y en Inglés en la Liga 3, gracias a la Cuneiform Digital Library Initiative de la Universidad de California.) El joven estaba angustiado y con su última camisa compró una cabra vieja. Como con ella no podía ofrecer una comida adecuada a su familia y amigos, fue con el alcalde de Nippur para rogarle le ayudase a ofrecer una comida completa. El alcalde, prepotente, se quedó con la cabra y le dió a Gimil-Ninurta sólo un hueso con tendón de comer y un trago de cerveza barata de beber. El pobre de Nippur prometió vengarse tres veces.

Gimil-Ninurta salió de Nippur y se presentó ante el Rey. Levantó las manos y pidió su ayuda: “—Préstame un carro de guerra, para que pueda hacer algo”. El Rey le concedió un carro y una rica túnica. Así regresó el joven a Nippur. En el camino, atrapó dos avecillas y las guardó en un cofre de los que se usaban para guardar oro. Bien vestido y paseando en el carro de guerra, el alcalde de Nippur no lo reconoció. Gimil-Ninurta le dijo que el cofre contenía oro para el templo de la ciudad. El alcalde invitó al joven a cenar y beber, y luego cayó de borracho en la sala. El joven dejó escapar a las avecillas y en la mañana acusó al alcalde de haberse robado el oro del regalo. Golpeó al alcalde y, aparte, le cobró dos cofres de oro como reparación.

Dos veces más engañó el joven al alcalde, disfrazándose y castigando al funcionario por su altanería. Zubiaga compara esta historia con un cuento popular de Euzkadi, adonde un hombre pobre, Mattin Mottela, engaña tres veces a ladrones que han abusado de su buena voluntad e inocencia. El cuento vasco data de la Edad Media Europea. Lo interesante es la pervivencia de tres mil años (de 1500 aC a 1500 dC) de la misma imaginería básica. El pobre y pequeño que con su astucia logra vencer al rico y poderoso. La inocencia de los de Abajo vence la altanería de los de Arriba.

La leyenda de Gimil-Ninurta es, por lo que digo, subversiva. ¿Por qué la preservaron los reyes asirios y sus escribas? Porque junto al elemento de subversión (los de Abajo contra los de Arriba) hay un mensaje de orden y justicia centralizados. Sin el Rey que le prestó al pobre el carro de guerra –y que así permite la humillación del alcalde de Nippur– el cuento no habría tenido un final feliz. Los de Abajo han de hacerse del gobierno… y preservarlo. Pero esto es Lenin y ya ocurre en nuestro siglo.

Ligas usadas en este texto:

Liga 1:

Liga 2:

https://www.culturanavarra.es/uploads/files/10_FLV89-0183-0188.pdf

Liga 3:

https://cdli.ucla.edu/search/archival_view.php?ObjectID=P499186

Notas Relacionadas

Maria Ressa y Dmitry Muratov ganan premio Nobel de la Paz 2021

Potosí Noticias

Cineteca Nacional: 45 años de acervo fílmico

PotosíNoticias

Encuentran mausoleo romano de 2 mil años de antigüedad

Potosinoticias .com

Déjanos tu Comentario