Potosinoticias.com
Opinión

Ver para pensar: Bajo la Iglesia

Federico Anaya Gallardo

Hace un año, lectora, te comenté acerca de la película francesa de 1997 La Ville dont le prince est un enfant (La Ciudad en la que gobierna un niño, The fire that burns) de Christophe Malavoy. (Liga 1.) En ella se relata un caso de pederastia en el seno de una institución educativa católica. Esta película es una adaptación para TV de una obra de teatro de 1951 de un autor más antiguo, Henry de Montherlant (1895-1972) cuya narración estaba inspirada en su experiencia personal (1912) en el Colegio Sainte-Croix de Neuilly en París.

A los 17 años, Montherlant fue expulsado por los directores acusado de desviación sexual. La obra narra cómo compiten por la atención (y el amor) de un jovencito dos personas: un padre jesuita y uno de los estudiantes mayores. El primero termina por expulsar al segundo. (Una corta pero certera reseña de la obra de teatro, de 2006, en la Liga 2.) La película se nos presenta, al final, un intenso debate entre el padre director del colegio y el jesuita que ha expulsado al chico mayor. Es obvio que el superior ha descubierto que la expulsión obedece al deseo del jesuita, pero por lo demás, el diálogo entre ellos es ininteligible. Hablan del cuerpo y el alma, de la virgen María, del pecado y el arrepentimiento en una clave tan esotérica que uno termina mareado y con ganas de vomitar. El acto de poder que el padre ha ejercido queda enterrado en esa verborrea. El debate teológico encubre el peligro en que queda el chico más joven –encerrado en el colegio con el adulto que lo desea. En algún momento, ese jesuita le había explicado al chico: “Dios creó a hombres más sensibles que los padres (biológicos), para hijos que no son de ellos y que no son amados, y resulta que te has topado con uno de esos hombres”. Aterrador.

Montherlant publicó su obra de teatro en 1951 y en 1969 una novela –Les Garçons– que siguió la misma línea autobiográfica. Entre ambas publicaciones, en 1960, fue electo miembro de la Academia Francesa. Su obra es mucho más vasta y compleja: una docena de novelas (de 1922 hasta dos póstumas en los 1980s), quince obras de teatro, cuentos, notas y ensayos diversos. Pero hoy me interesan Les Garçons y La Ville por su temática y porque ubican a Montherlant junto a otro escritor francés, Roger Peyrefitte (1907-2000).

Peyrefitte empezó a publicar novelas apenas en 1943 –dos décadas después de nuestro otro autor. Ese año apareció su primera novela, Les amitiés particulières (Amistades particulares) en la cual trata el mismo tema que Montherlant: la pederastia en los colegios católicos franceses. Esta historia fue llevada a la pantalla por Jean Delannoy en 1964, en un filme que hoy se ha vuelto de culto. (Puedes verlo en YouTube en Francés con subtítulos en Castellano, Liga 3.) La novela ganó el premio Ranaudot 1944-1945 –pese al escándalo que causó. Porque Peyrefitte no sólo describe la existencia de relaciones homosexuales entre los muchachos mayores y menores en los internados católicos; sino también cómo los sacerdotes formaban parte de un entorno pederasta. La historia de Amistades particulares, mucho más que La Ville de Montherlant, describe una tragedia. El muchacho menor termina suicidándose al descubrirse su relación con el mayor y ser obligado a romper su vínculo amoroso. En una de las escenas finales, enterado de la muerte de su amante, el muchacho mayor le dice a su confesor: “—Yo amo la verdad porque refleja bien la realidad”.

¿A qué realidad y a qué verdad se refiere Peyrefitte? Una lectura superficial de su Amistades particulares y de La Ville de Montherlant nos diría que se trata de obras de denuncia contra la pederastia clerical y de afirmación de la libertad sexual.

Sin embargo, diez años después de la muerte de Montherlant, en 1983 –y veinte años después de la película de Delannoy– Peyrefitte publicó un volumen con su correspondencia personal en los años 1938 y 1941. Ambos, Peyrefitte y Montherlant, habrían buscado juntos a adolescentes, tanto en Francia como en África del Norte, para sostener con ellos relaciones sexuales. Peyrefitte disfrutaba causando escándalo. Lo hizo hasta su muerte, pues aparte de abogar por su propia libertad sexual y defender en general los derechos homosexuales, sugirió que la pederastia era legítima.

Paradoja: tanto Peyrefitte como Montherlant se alinearon culturalmente en el catolicismo tradicional. Cuando Peyrefitte murió en 2000, a los 93 años, se aseguró que se le realizasen todos los ritos de rigor. Acaso por ello es que Philippe Lançon le llamó pérfido en su necrológica para Libération. (Liga 4.)

La Ville de Montherlant es una de las piezas de lo que la crítica denominó “trilogía católica”. Las otras dos obras son El Maestro de Santiago (1947) y Port-Royal (1956). La primera está situada en el siglo XVI Castellano y nos muestra al Maestro y a su hija rehusándose a conquistar el Nuevo Mundo. Antes que enriquecerse y perder la pureza de su religión, ambos se recluirán en monasterios para vivir una vida de ascetismo. Port-Royal trata de la represión que sufrieron unas monjas católicas jansenistas en el siglo XVII Francés. Las y los jansenistas pregonaban un catolicismo tan estricto y austero que se parecía peligrosamente al Calvinismo. Luis XIV suprimió su convento y les impuso obediencia. ¿Qué tiene que ver La Ville con esas dos obras? En El Maestro se defiende la sencillez de la fe medieval y en Port-Royal la dureza jansenista-calvinista de la era moderna. ¿La Ville defendería la pureza del amor homosexual de los tiempos contemporáneos?

En su correspondencia con la poeta Jeanne Sandelion, Montherlant afirmó en 1930: “envidio a los pederastas. Conozco bien a los muchachos. No ahogan, no invaden, no devoran como las mujeres. Conozco, por supuesto, a muchos pederastas … los chicos les devuelven el poco amor que les dan … mi ideal de amor no correspondido…” Esto que escuchas, lectora, ubícalo en los espacios eclesiásticos que tanto fascinaban a estos dos autores franceses. Allí verás el modo perverso en que la depredación sexual se justificaba en medio de las sotanas.

Ligas usadas en este texto:

Liga 1:
https://potosinoticias.com/2021/06/11/ver-para-pensar-las-peliculas-de-j-m-barrie/

Liga 2:
http://www.froggydelight.com/article-3332-La_ville_dont_le_prince_est_un_enfant.html

Liga 3:

Liga 4:
https://archive.wikiwix.com/cache/index2.php?url=http%3A%2F%2Fwww.liberation.fr%2Fculture%2F0101352686-roger-peyrefitte-mort-d-un-perfide#federation=archive.wikiwix.com

Notas Relacionadas

Ver para pensar: Dos Héroes.

Potosinoticias .com

Ver para Pensar: Batalla de Ingenios

Potosinoticias .com

Google dice que su modelo de IA es capaz de obtener un 91 % en examen para título médico

Potosinoticias .com

Déjanos tu Comentario