Potosinoticias.com
Ciencia y Tecnología

Curiosity logra medir el tirón gravitacional de Marte

El explorador Curiosity de la NASA midió los cambios en la gravedad que se producen a medida que asciende por la ladera del Monte Sharp, su espacio de trabajo en Marte.

En un nuevo artículo de Science, los investigadores detallan cómo replantearon los sensores utilizados para conducir el Curiosity y los convirtieron en gravímetros, que miden los cambios en el tirón gravitacional.

Eso les permitió medir el sutil tirón de las capas de roca en la parte baja del Monte Sharp, que se eleva a cinco mil metros de la base del cráter Gale y que Curiosity está escalando desde 2014. ¿Los resultados? La densidad de esas capas de roca es mucho menor de lo esperado.

Al igual que un smartphone, Curiosity lleva acelerómetros y giroscopios. Mover el celular permite que estos sensores determinen la ubicación y hacia dónde se dirige el usuario. Los sensores de Curiosity hacen lo mismo pero con mucha más precisión, desempeñando un papel crucial en la navegación de la superficie marciana en cada unidad. Conocer la orientación del vehículo también permite a los ingenieros apuntar con precisión sus instrumentos y una antena multidireccional de alta ganancia.

Como hizo el Apolo 17 en la luna

Los astronautas del Apolo 17 condujeron un todoterreno a través de la superficie lunar en 1972, midiendo la gravedad con un instrumento especial.

Por feliz coincidencia, los acelerómetros del rover Curiosity se pueden utilizar como el gravímetro del Apolo 17. Los acelerómetros detectan la gravedad del planeta cuando el explorador se detiene.

Utilizando datos de ingeniería de los primeros cinco años de la misión, los autores del artículo midieron el tirón gravitacional de Marte en el rover. A medida que Curiosity asciende al Monte Sharp, la montaña agrega gravedad adicional, pero no tanto como los científicos esperaban.

“Los niveles más bajos de Monte Sharp son sorprendentemente porosos”, dijo el autor principal Kevin Lewis de la Universidad Johns Hopkins. “Sabemos que las capas inferiores de la montaña fueron enterradas con el tiempo. Eso las compacta, haciéndolas más densas. Pero este hallazgo sugiere que no fueron enterradas por todo el material que pensábamos”.

Los astronautas del Apolo 17 condujeron su buggy a través del Valle Taurus-Littrow de la Luna, deteniéndose periódicamente para capturar 25 mediciones. Lewis estudia los campos de gravedad marcianos utilizando datos recopilados por los orbitadores de la NASA y estaba familiarizado con el gravímetro del Apolo 17.

El artículo de Science utiliza más de 700 mediciones de los acelerómetros de Curiosity, tomadas entre octubre de 2012 y junio de 2017. Estos datos se calibraron para filtrar el ruido, como los efectos de la temperatura y la inclinación del rover durante su ascenso. Luego, los cálculos se compararon con los modelos de los campos de gravedad de Marte para garantizar la precisión.

Los resultados también se compararon con las estimaciones de densidad mineral del instrumento de Química y Mineralogía de Curiosity, que caracteriza los minerales cristalinos en muestras de roca mediante el uso de un haz de rayos X. Esa información ayudó a conocer el grado de porosidad de las rocas.

Hay muchas montañas dentro de cráteres o cañones en Marte, pero pocas se acercan a la escala del Monte Sharp. Los científicos aún no están seguros de cómo creció la montaña dentro del cráter Gale. Una idea es que el cráter estuvo lleno de sedimentos. Cuánto se llenó sigue siendo una fuente de debate, pero la idea es que muchos millones de años de viento y erosión finalmente excavaron la montaña.

Si el cráter se hubiera llenado hasta el borde, todo ese material debería haber presionado, o compactado, las muchas capas de sedimento de grano fino debajo de él. Pero el nuevo estudio sugiere que las capas inferiores de Monte Sharp se han compactado solo uno a dos kilómetros, mucho menos que si el cráter hubiera estado completamente lleno.

Lewis dijo que Marte tiene muchos misterios más allá del Monte Sharp. Su paisaje es como el de la Tierra, pero está más esculpido por el viento y la arena que por el agua. Son hermanos planetarios, a la vez familiares y completamente diferentes.

 

 

 

 

 

 

 

Con información de Milenio.

Notas Relacionadas

El caracol de las Bahamas podría estar a punto de desaparecer

PotosíNoticias

China revelará pronto lo que descubrió en la cara oculta de la Luna

PotosíNoticias

Científicos japoneses trabajan en un sistema que podría predecir sismos

PotosíNoticias

Déjanos tu Comentario