Potosinoticias.com
Opinión PORTADA

Facultad de Derecho de la UASLP promueve prácticas misóginas

Diego Gutiérrez O.

Durante estos días, la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, bajo el liderazgo de la Defensoría de Derechos Universitarios (DDU), ha organizado las “Jornadas por la erradicación de la violencia contra las mujeres en la UASLP. Memoria y verdad”. Estas jornadas han consistido en talleres y conferencias virtuales impartidos por mujeres académicas y activistas (excepto una patética intervención de un hombre, que dejó mucho que desear y que demostró que son las mujeres las que conocen y saben de estos temas).

Si el lector no siguió estas actividades, puede ver la mayoría de ellas en la página de Facebook de la DDU; encontrará una rica diversidad de opiniones, de conocimientos y de experiencias que ayudan a comprender, sin los típicos prejuicios machistas, en qué consiste el movimiento feminista y sus exigencias tanto al Estado, a la sociedad en general, como a las instituciones universitarias y educativas.

La joya de la corona de estas Jornadas fue, por su alto poder simbólico, la develación del “Memorial por las mujeres universitarias” en el Edificio de la Rectoría. El lugar central del evento lo ocuparon las organizaciones de mujeres universitarias, y sin duda robó cámara y micrófono el discurso de ellas, a través de la voz de la estudiante de la Facultad de Derecho, Maritza Aguilar.

Con firmeza expresó que la lucha sigue, expuso la situación de acoso y hostigamiento contra las mujeres que existe en la UASLP, la existencia de organismos universitarios misóginos, y recordó los casos de feminicidios, como el de la estudiante de medicina; y, sobre todo, advirtió a la UASLP que ya no contará con el silencio y el miedo de ellas, y que deberá garantizar el acceso a la justicia. El rector inició su discurso reconociendo el impulso que al respecto ha dado la Dra. Urenda Queletzú Navarro, titular de la DDU e investigadora de la Facultad de Derecho, y agradeció la presencia de la maestra Beatriz Aguilera, Defensora Adjunta de promoción y difusión de la DDU y profesora de la Facultad de Derecho.

Pero como si la UASLP tuviera un trastorno de personalidad, el mismo día 25 de noviembre, en que se hace un llamado a combatir la violencia contra las mujeres, la Facultad de Derecho “Abogado Ponciano Arriaga Leija” da a conocer el calendario de actividades de su XXI Semana de Derecho y Criminología, donde las diez ponencias programadas serán impartidas por hombres.

¡Así es! Para hablar de los “retos y perspectivas del desarrollo profesional” (tema central de la semana), sólo los hombres tienen qué decir y las mujeres deben escuchar. Al parecer, Germán Pedroza, director de la Facultad, ignoró o no escuchó el discurso de las colectivas feministas que, en voz de Maritza Aguilar, dijo claramente que una exigencia es que la UASLP “reconozca que nada se construye sin nosotras”. Y en las redes sociales, varias activistas feministas han realizado su crítica a esta ausencia de mujeres en la Semana de Derecho.

Así que, vergonzosamente, mientras la Rectoría y la DDU avanzan hacia erradicar la misoginia en la UASLP, los directivos de la Facultad de Derecho caminan en sentido contrario. No es de extrañarse, pues ésta no es la única situación donde hay contradicción.

Quienes estamos como estudiantes en las aulas de esa Facultad, vemos constantemente cómo se impone una formación formalista y conservadora, y parece ser que esto se reforzará. Yo no he llevado clases con el actual director, pero mis compañeras y compañeros que sí lo han hecho, comentan, como menor cosa, que “habla como fresa”, y como lo más grave “que es clasista y te trata como te ve”. Lo que guarda lógica y coherencia, pues el clasismo y el conservadurismo siempre tienen al autoritarismo, al machismo y a la misoginia como buenas compañías.

Uno podría preguntarse cómo es que, en la Facultad de Derecho, tan conservadora, autoritaria y misógina, ha surgido parte del feminismo universitario (como demuestra la presencia de las profesoras Urenda y Beatriz, y la estudiante Maritza, arriba mencionadas). Bien dice la sabiduría oriental, que la flor de loto crece en el pantano y esto es lo que la hace ser la más fuerte; o como lo dice la ciencia marxista, todo sistema crea su antítesis. Por eso, en la Facultad más misógina y conservadora de la UASLP, han crecido parte de las exigencias feministas. Ojalá la antítesis se imponga sobre la tesis, y se genere algo nuevo.

Notas Relacionadas

ONU felicita a Joe Biden y Kamala Harris por triunfo electoral en EU

PotosíNoticias

Congreso votó a favor de Guardia Nacional, “no desplaza al Ejército”: Edson

PotosiNoticias

No hay indicio de rebrote por COVID-19, va en descenso la pandemia: AMLO

PotosíNoticias

Déjanos tu Comentario