Potosinoticias.com
Opinión PORTADA

Mesa Revuelta/El PAN no llora a Juan Pablo Escobar

Javier Padrón

Juan Pablo Escobar renunció al partido que le dio todo, lo hizo diputado local y federal, dirigente estatal y fue coordinador de campaña de Sonia Mendoza, Alejando Zapata y Marcelo de los Santos, la única que sí se ganó, para sumarse al difuso proyecto de José Arturo Segoviano que busca ser candidato ciudadano a la gubernatura.

¿Qué le hicieron en el PAN? ¿Por qué se fue? ¿Lo excluyeron de alguna candidatura? Es cierto que estaba en la sombra desde la derrota de Sonia en el 2015, fue promotor de la fallida aspiración presidencial de Margarita Zavala dentro del PAN, luego se volvió a desaparecer y en el proceso electoral en ciernes no hizo pública su intención de participar.

Su salida fue recibida con indiferencia, como algo irrelevante, el dirigente Francisco Aguilar no hizo un esfuerzo por retenerlo y aprovechar las cualidades de operador político eficaz que tanto le ensalzan.

La diputada Mendoza tampoco ha lamentado la renuncia de quien fue uno de sus más cercanos colaboradores en los últimos años; a ella se le presenta en redes sociales lo mismo vendiendo su capital a Xavier Nava que como una sorpresa del PVEM gallardista, en el filo de la deserción.

Escobar no fue claro en los motivos de su renuncia para irse de estratega de Segoviano, ¿no encontró un proyecto político más viable? No se quejó de la dupla Francisco Aguilar y Xavier Azuara que controla el partido y está en guerra franca contra Nava; deja que la ambigüedad sea pasto para la especulación, quizá sea el primero de varios militantes que podrían dejar el barco según se vaya dando el reparto de candidaturas, justo cuando se habla de negociaciones con Felipe Calderón para que regrese con su rebaño.

Segoviano es un empresario de la educación privada que incursiona en la política no como una figura central sino para servir a la coalición “Sí, por San Luis” para que los indecisos voten por él y no por el diablo de las izquierdas, fragmentar el voto y legitimar a Nava o a Octavio Pedroza serían sus objetivos; le sobran recursos para una campaña que tiene un aire trumpiano: “Devolverle a San Luis su grandeza”, es una de sus originales frases que repite en las entrevistas y demoniza a los partidos políticos.

Segoviano ha sido miembro de varias cámaras empresariales, siempre de bajo perfil, encabeza la fundación “San Luis 2050”, estudia un doctorado en España y fue presidente local de la Unión Social de Empresarios (2010-2013), una organización de corte ultraderechista que, como otras similares, suscribieron la serie de desplegados del sector privado que se publicaron hace dos años a favor de Xavier Nava, su “baluarte de la democracia y la decencia”. Por lo que Escobar no dio un bandazo ideológico extremo como Manuel Espino que se fue a la nómina de la 4T, solo se reacomodó en una expresión derechista con fachada ciudadana.

GUARDIANES DE LA ELECCIÓN

Así como el exgobernador Horacio Sánchez Unzueta se quiere meter en el proceso electoral, con el pretexto de que los aspirantes a la gubernatura tendrán que presentarle sus propuestas para continuar con el rescate del Centro Histórico y lo ratifiquen en el cargo que él mismo se mandó hacer de manera vitalicia, el abogado José Mario de la Garza dio a conocer la plataforma “Brújula Ciudadana” con diversos datos oficiales y privados sobre la situación que guarda la entidad en seguridad, justicia, impunidad, transparencia, entre otros rubros, que deberán considerar los candidatos de todos los partidos para que saquen palomita.

ETERNO RETORNO

Por la presencia la semana pasada de solo cuatro aspirantes de Morena a la gubernatura con el líder Mario Delgado tras emitir la convocatoria, se cuestionó la falta de democracia y paridad de género; la descortesía política fue imperdonable.

No se convocó a Toño Lorca, Francisca Reséndiz, Marcelina Oviedo y un largo etcétera. Delgado es práctico, no quiere seguir perdiendo tiempo y embrollar más de lo que está el proceso interno, dando alas a quienes no tienen posibilidad y solo hacen bola y conflicto, fue el argumento oficial.

El mensaje fue contundente, se podrán registrar los que quieran pero solo estos aparecerán en la encuesta: Adrián Esper, Juan Ramiro Robledo, Leonel Serrato y Primo Dothé; si lo está haciendo el PAN, es deseable que Morena organice un debate con estos cuatro aspirantes que, hasta ahora, se mantienen muy respetuosos entre sí; lo lógica deja entrever que la candidatura se la llevaría cualquiera de los dos externos, Esper y Robledo, frente a los que se dicen morenistas con credencial pero la pesada marca horacista los delata.

SALE SALAZAR MUÑOZ

Siguen los problemas en la Dirección General de Catastro y Desarrollo Urbano, la arquitecta Patricia Rodríguez habría despedido a uno de sus principales colaboradores, Juan Antonio Salazar Muñoz, director de Desarrollo Urbano, por llevarle la contra en la autorización de construcciones que ella tiene tachadas de manera inexplicable, provocando pérdidas millonarias a particulares.

Notas Relacionadas

Ballet Folklórico de la Huasteca, gana el Festival “Uluslar Arasi Halk Danslari” en Europa

PotosíNoticias

Pedro Pierluisi es el nuevo gobernador de Puerto Rico

Potosinoticias .com

Mesa Revuelta/El PAN busca su identidad extraviada

PotosiNoticias

Déjanos tu Comentario