Potosinoticias.com
Cultura

Ver para Pensar: El problema del padre

Federico Anaya Gallardo

Notar que en el universo de Marvel Comics el único héroe de la serie de Avengers que es un humano normal es Peter Parker. Pero su condición adolescente lo hace ser engullido por las figuras paternas de su entorno –que se comportan como metahumanos. Aparece en Civil War (2016) reclutado por Tony Stark (interpretado por Robert Downey Jr) quien no termina de decidir si desea contratar al chico o cortejar a la Tía May. No hay aquí, como en las otras versiones cinemáticas previas del personaje, un Tío Ben que forje el carácter del joven. Por lo mismo, en esta versión el muchacho se la pasará buscando modelos adultos durante varios años y varias películas. En Homecoming (2017)le fue mal: tuvo de confrontarse con un suegro maligno, que resultó un criminal alado llamado El Buitre (The Vulture, interpretado por Michael Keaton).En Infinity War (2018) y Endgame (2019) Tony Stark es el padre finalmente encontrado (pero forzado por las circunstancias) y luego perdido para siempre en la segunda batalla contra Thanos. Luego, en Far from Home (2019) el adolescente abandonado cree encontrar un sustituto a la figura paterna en Mysterio (interpretado por Jake Gyllenhaal) pero este resulta un engañador y manipulador. Un detalle: en Endgame (2019) el adolescente es resucitado por Tony Stark … ¿qué más paternidad se necesita? Con esto, el Peter Parker creado por Stan Lee termina de desvanecerse.

¡Cómo extraño al arácnido de la serie de televisión de los 1960s-1970s! Ese no tenía problemas de edad. Sabíamos que era joven, pero adulto. Trabajaba como reportero asalariado y –más allá de su relación con su tía anciana– llevaba una vida independiente en el sicodélico Nueva York de esa era. La tragedia del Tío Ben y los poderes recibidos por azar lo habían hecho un adulto. (Un reflejo de cómo la juventud idílica estadounidense de fuente de sodas debió madurar dolorosamente al empuñar un R-15 en Vietnam.)

En nuestros tiempos, la industria cinematográfica se ha empecinado en des-adultizar a ese Peter Parker desde que Sam Raimi retomó el personaje en una trilogía (2002, 2004 y 2007). Allí Tobey Maguire nos mostraba al personaje ya entrando en la edad adulta aunque la historia se anclaba originalmente en la preparatoria –y el Parker de Maguire nunca termina de madurar. (¿Escogió Raimi al Homer Wells de Las Reglas de la Vida/The Cider House Rules de Lasse Hallström, 1999?) En 2012, con El Sorprendente Hombre Araña,Marc Webb recontó la historia desde el principio con un nuevo actor (Andrew Garfield) quien no saldría de la preparatoria sino hasta al final de su segunda y última película (2014). Tom Holland, el arácnido del universo Marvel, lleva cuatro películas y aún no se gradúa de la Highschool… Ah, y sigue huérfano. (Pese a esto, el actor se ha escapado bien del cliché: véase la actuación de Holland como Arvin E. Russell en El diablo a todas horas/ The Devil All the Time de Antonio Campos, 2020. Allí Holland presenta, precisamente, la maduración dolorosa que Stan Lee había previsto para su Peter Parker.)

Esta extraña infantilización del personaje Peter Parker refleja los complicados “father issues” de la cinematografía estadounidense, pero también el gravísimo problema que representa la juventud para toda nuestra sociedad globalizada. Estos temas son complejos y habrá que abordarlos poco a poco. Por ahora, lectora, sólo anoto una paradoja: los actores escogidos por la gran industria para encarnar las figuras paternas que acompañan al Spiderman/Holland fueron, en algún momento, teen stars de Hollywood. Ya casi nadie recuerda al Robert Downey Jr de Firstborn (Un extraño en casa,1984), Tiff Turf (A toda marcha, 1985), Weird Science (Ciencia Loca/Mujer explosiva, 1985) o The Pick-up Artist (El Cazachicas, 1987). Downey interpretaba el adolescente superficial y tonto, de trajes extravagantes y estilo exagerado (un Tony Stark en ciernes…) pero acaso los guionistas del actual arácnido adolescente podrían encontrar mejores clichés para su muchacho de los 2020s en las circunstancias de aquéllas películas ochenteras –cuando se fijó el “canon teen” de nuestros días. Más interesante es el caso de Jake Gyllenhaal quien no merecería ser recordado por su Mysterio de 2019 sino por el bien logrado adolescente estudioso en pueblo pobre de October Sky (Cielo de Octubre, 1999); su magnífico Donnie Darko de 2001; o el pasable hijo de científico en El día después de mañana (2004).

Detalle: En el mito fundador del problema adolescente de la cultura anglomericana, Peter Pan, Papá Darling y Garfio podrían ser el mismo personaje…

Las imágenes que siguen se tomaron el portal de IMDB para cada una de las películas indicadas:

Izquierda y centro: Robert Downey Jr en Ciencia Loca (1985); y en Cazachicas (1987)
Izquierda y centro: Jake Gyllenhaal en Cielo de Octubre (1999); y Donnie Darko (2001)

Notas Relacionadas

“Cánticos a Erigona”, una obra que innova en el lenguaje de los sonetos clásicos

PotosíNoticias

Roban obras de Marín, Carrington y otros, valuadas en miles de pesos

Potosinoticias .com

Este sábado concluye el Festival Virtual de Música Antigua y Barroca “Los Fundadores”

PotosíNoticias

Déjanos tu Comentario