Potosinoticias.com
Opinión

Cabos Sueltos

El calvario del IMSS

Personal médico y administrativo insuficiente, falta de medicamentos, precarias instalaciones, infraestructura obsoleta, falta de equipamiento, en fin, que la larga lista de carencias del Instituto Mexicano del Seguro Social, ya las conocemos y muchos las hemos padecido.

Pero, en estos tiempos de anunciadas y prometidas transformaciones, reformas y limpias, haría falta que alguien le meta mano al IMSS, pero en serio.

Esta semana se vieron largas filas de cientos de potosinos, en los alrededores de la oficina del Sindicato del IMSS. Por el rumbo de Terrazas y Cuauhtémoc varias personas, incluso de la tercera edad, se quedaron a dormir varias noches con tal de llegar primero a dejar su documentación y que pudieran ser considerados en los espacios que se ofertan, para ellos o sus hijos.

Tristemente para algunos, la respuesta de jóvenes y adultos que se volcaron a postularse para estas vacantes, solo reflejan parte de la realidad que viven miles de habitantes: desempleo, bajos sueldos e influyentismo.

La convocatoria que lanzó el Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social sección XVIII en San Luis Potosí, abrió categorías de auxiliar de enfermera general, auxiliar de salud pública, técnico polivalente, auxiliar de servicios generales, trabajadora social, auxiliar de almacén, químico clínico, operador de lavandería, educadora auxiliar de limpieza e higiene y nutricionista.

En fin, que ojalá no se tengan que llegar a extremos que sacudan las conciencias y que el Estado mexicano atienda la máxima prioridad: el derecho a la salud.

El mal servicio que se otorga en el IMSS no solo cansa, desespera, enoja… va mucho mas allá porque lamentablemente cuesta vidas. Si las citas médicas con especialistas tienen que diferirse a varios meses o las cirugías as se programan y reprograman en perjuicio de los pacientes, eso pone en riesgo esas vidas…

Sin afán de ser pesimistas, pero si con la necesaria dosis de realidad, no quisiéramos ni imaginar el escenario de saturación y carencias que se agravarán una vez que comience a operar el IMSS Bienestar

En fin, que como la esperanza es lo último que muere, esperemos que las transformaciones alcancen al IMSS antes de que termine el sexenio y que la administración estatal pueda gestionar soluciones de fondo a la maltrecha realidad de esa noble institución del Sector Salud.

Por Lidia Juache

Notas Relacionadas

Mesa Revuelta/Toledo en el cadalso

PotosiNoticias

Mesa Revuelta/Los empresarios quieren azul celeste

PotosiNoticias

Mesa Revuelta/Revueltas en Morena y PAN

PotosiNoticias

Déjanos tu Comentario