Potosinoticias.com
Opinión

Cabos Sueltos

La presencia y peso político del Partido Acción Nacional en San Luis Potosí está tan desdibujado y abandonado que se parece a lo que ocurre a nivel nacional con ese partido.

El liderazgo de Marko Cortés Mendoza, presidente nacional del PAN, está tan debilitado como cuestionado y vendrá el fin de semana a la capital potosina a encontrarse un reflejo semejante de la dirigencia estatal.

El parecido entre ambas dirigencias, podría explicarse de varias formas, pero una de ellas -según algunos- se debe a que pertenecen al mismo grupo de panistas en el poder, que repiten las mismas prácticas para permanecer al mando de lo que se ha convertido en un gran botín personal del que no se quieren alejar ni un ápice porque es un muy jugoso negocio político.

Las viejas glorias del PAN y el digno papel que jugaron a finales del siglo XX en la lucha por la apertura democrática, todavía la recuerdan algunos militantes y simpatizantes que con nostalgia seguramente recordarán lo que otrora fuera, su gran aportación a la vida democrática del país.

Sin embargo, hoy ya no son ni la sobra de ese partido protagonista en la escena política local y nacional. Con apenas seis presidentes municipales de extracción panista de las 58 alcaldías disputadas el año pasado, malas cuentas rendirán a su dirigente.

Pero quizá lo más preocupante sea que parece no importarle a nadie, la necesaria recomposición de ese partido de cara a las elecciones del 2024, que, como toda la oposición, carece de liderazgos que hagan que los ciudadanos se entusiasmen con propuestas y que comiencen a ser protagonistas en la opinión pública, porque por ahora sigue imponiéndose el ritmo que marquen las corcholatas presidenciales.

Por Lidia Juache

Notas Relacionadas

Las buenas y las malas de la semana: “El País necesita plan B”

Potosinoticias .com

Ver para pensar: Soplo al corazón

Potosinoticias .com

Cabos sueltos. Entre sospechas y amenazas

Potosí Noticias

Déjanos tu Comentario